Cultivan plantas con éxito en regolito lunar traído por la misión Apolo hace 50 años

En el comienzo de la era espacial, la misión Apolo constituyó un plan visionario: traer muestras del material del suelo de la Luna; conocido como regolito lunar, para que fuese estudiado. Cincuenta años más tarde, tres de esas muestras lunares han sido utilizadas para cultivar plantas de manera exitosa en la actualidad.

El regolito lunar fue traído para ser estudiado para futuras investigaciones

El regolito lunar o muestra de material de la superficie de la Luna, fue traído por astronautas del Apolo hasta la Tierra; para ser estudiado con equipos de última tecnología y guardarlo para futuras investigaciones en aquel tiempo inimaginadas.

Después de haber transcurrido 50 años, en tiempos de Artemis y del próximo regreso del hombre a la Luna; tres de esas muestras lunares se ha usado para cultivar plantas con éxito.

Científicos hacen crecer plantas en regolito lunar

Es la primera vez que los científicos logran hacer crecer la resistente y bastante estudiada “Arabidopsis thaliana” en regolito lunar, el cual es muy pobre en nutrientes.

El administrador de la NASA, Bill Nelson, dijo que este estudio es fundamental para los objetivos de exploración del hombre a largo plaza de la agencia; debido a que se tendrá que usar los recursos hallados en Marte y en la Luna para el desarrollo de fuentes de alimentos para los futuros astronautas que habiten y operen dentro del espacio profundo.

Agregó Nelson que, esta investigación importante acerca del crecimiento de las plantas, es otro ejemplo clave de cómo la agencia se encuentra trabajando para desarrollar innovaciones agrícolas que permitirán ayudar a entender mejor cómo las plantas podrían sobrevivir en condiciones de estrés en zonas con escasez de alimentos aquí mismo en nuestro planeta.

Si las plantas pueden crecer en regolito lunar, el hombre podría habitar en la Luna

Investigadores de la Universidad de Florida han logrado un descubrimiento fundamental, que podría permitir la exploración espacial y servir de gran beneficio para la humanidad.

Robert Ferl, profesor del departamento de Ciencias Hortícolas perteneciente a la Universidad de Florida, y autor para la correspondencia para una publicación del 12 de mayo de este año en “Communications Biology”; dijo que están, luego de 50 años, completando experimentos que se comenzaron en los laboratorios de la era de Apolo.

También señaló Ferl que, primero se están preguntando si las plantas son capaces de crecer en el regolito lunar. Segundo, cómo podría eso ayudar en permitirle algún día al hombre tener una estancia prolongada en nuestro satélite natural.

Definitivamente, la respuesta a la primera interrogante es un rotundo sí. Ya que las plantas pueden perfectamente crecer en el regolito lunar. No son tan fuertes y robustas como las que son cultivadas en suelo terrestre; o incluso como lo son las plantas del grupo de control cultivadas dentro de un simulador lunar construido con ceniza volcánica, pero ciertamente sí crecen.

Y mientras estudian cómo responden y se comportan las plantas en las muestras lunares, los científicos esperan responder también a la segunda interrogante. Allanando así el camino para que los astronautas futuros algún día puedan cultivar plantas más fuertes y ricas en nutrientes en la superficie lunar y prosperar en el espacio profundo.

Científicos hacen crecer plantas en regolito lunar

Se debe cultivar con mucha audacia

Jacob Bleacher, quien es el jefe de exploración que ayuda en el programa Artemis de la NASA en la sede de la agencia en Washington; dijo que para explorar más y lograr aprender acerca del sistema solar en el que habitamos, se tiene que aprovechar lo que existe en la Luna, para que no se tenga que llevar todo desde la Tierra.

Bleacher señaló que esta es otra razón por la cual la agencia enviará misiones robóticas hasta el polo sur de la Luna, lugar donde se piensa que puede haber agua que puede ser usada por los astronautas futuros. También dijo que el cultivo de plantas es la clase de cosas que se estudiará cuando estén allá. De tal manera, que estas investigaciones en tierra señalan el camino para ampliar ese estudio por parte de los próximos hombres en la Luna.

Por otro lado, que la “Arabidopsis thaliana”, la cual es originaria de África y Euroasia; está asociada con las hojas de mostaza y con otras verduras crucíferas como la coliflor, el brócoli y las coles de Bruselas. Además, desempeña un importante papel para la comunidad científica, ya que, gracias a su facilidad de crecimiento y su pequeño tamaño, es una de las plantas más investigada en todo el mundo. También ha sido utilizada como organismo modelo para el estudio en todas las áreas del campo de la biología vegetal.

Por esta razón, los investigadores ya conocen cómo son sus genes, como es su comportamiento en diversas circunstancias, hasta cómo crece en el espacio.

Trabajar con muestras muy pequeñas

Para el cultivo de “Arabidopsis thaliana”, los científicos usaron muestras traídas por las misiones Apolo 11, 12 y 17, con tan solo un gramo de regolito para cada planta. Los investigadores agregaron agua y después semillas a estas muestras. Seguidamente, pusieron las bandejas en cajas de terrarios dentro de una sala limpia. Y agregaron una solución nutritiva todos los días.

Anna-Lisa Paul, profesora de Ciencias Hortícolas en la Universidad de Florida, y principal autora del estudio; dijo que, a los dos días, las plantitas comenzaron a brotar. Todo brotó. No pudo describir lo asombrados que se encontraban todos en ese momento. Además, dijo que todas las plantas, tanto las del regolito lunar como las de control; tuvieron el mismo aspecto hasta transcurridos los seis primeros días, aproximadamente.

Pero luego del sexto día, ya era evidente que las plantas no estaban tan robustas como las del grupo de control, las que crecían en el material de ceniza volcánica; y las plantas crecían de manera distinta según el tipo de muestra lunar en la que estaban.

Las plantas del regolito lunar crecían de forma más lenta y tenían las raíces atrofiadas, y hasta algunas tenían también las hojas atrofiadas y presentaban una pigmentación rojiza.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil