Sector tecnológico de EEUU ante la posibilidad de entregar datos relacionados con el aborto

La industria de la tecnología en los Estados Unidos está preocupada ante la posibilidad de tener que entregar datos a los estados que procesan el aborto como un delito.

La incómoda posibilidad de la entrega de datos para procesar el aborto

Después de la decisión del Tribunal Supremo de EEUU el pasado viernes de anular el fallo Roe versus Wade; que por muchas décadas garantizó el derecho constitucional de las mujeres al aborto. El sector tecnológico se está preparando para enfrentar la incómoda posibilidad de tener que entregar datos relacionados con el embarazo a las fuerzas del orden estadounidenses.

Al tiempo que las leyes de los estados que limitan o prohíben el aborto van entrando en vigencia luego del fallo del viernes; los representantes comerciales del sector tecnológico dijeron a los medios que temen que las fuerzas de seguridad obtengan órdenes judiciales para el historial de búsqueda de clientes, geolocalización y demás información que señale planes para la interrupción del embarazo.

También, los fiscales podrían solicitar el acceso a la información por medio de una citación.

El asunto sobre el aborto saca a flote cómo las prácticas de recopilación de datos pueden incriminar a una persona

Las preocupaciones de la industria tecnológica sobre este asunto reflejan cómo las prácticas de recopilación de datos de compañías como Facebook de Meta Platforms Inc, Google de Alphabet Inc y Amazon.com Inc; tienen el potencial de poder a incriminar a los usuarios que buscan aborto por razones estatales. Legislación a la que muchos se oponen en Silicon Valley.

La becaria de tecnología perteneciente a la Fundación Ford, Cynthia Conti-Cook; señaló que es realmente importante que se solicite a esas compañías de tecnología información vinculada con los historiales de búsqueda, los portales web visitados.

Los fiscales del estado de Mississippi, más recientemente acusaron a una mujer de haber cometido asesinato en segundo grado, luego de que su teléfono inteligente enseñara que había buscado fármacos para abortar en su tercer trimestre del embarazo; así lo informaron los medios locales. Cynthia Conti-Cook indicó que, ni siquiera ella puede imaginar la profundidad de la información que su móvil tiene sobre su vida.

Si bien los clasificados como sospechosos, sin notarlo siquiera, pueden entregar sus celulares y la información voluntaria usada para procesarlos, los funcionarios pueden recurrir a las compañías de tecnología a falta de pistas o de pruebas sólidas.

Google y el caso v. Chatrie

En los Estados Unidos, por ejemplo, v. Chatrie, la policía pudo obtener una orden judicial por la información de ubicación de Google que los condujo a Okello Chatrie en el desarrollo de una investigación sobre un robo a un banco en el año 2019.

Y Amazon.com, por ejemplo, por lo menor de manera parcial cumplió con el 75 % de las órdenes de allanamiento. Órdenes judiciales y citaciones que exigían datos acerca de los clientes de Estados Unidos; así lo reveló esta compañía para el período de tres años que terminó en junio de 2020. De manera total cumplió con el 38 %.

Amazon.com ha declarado que debe cumplir con las órdenes válidas y que sean vinculantes, aunque su objetivo es entregar el mínimo que la ley exige.

Por su parte, la directora de seguridad cibernética de Electronic Frontier Foundation, Eva Galperin; dijo el viernes a través de Twitter que; la diferencia entre ahora y la última vez en que el aborto se consideraba ilegal en Estados Unidos, es que vivimos en un tiempo de vigilancia digital que no tiene precedentes.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil