Amazon se negó a entregar la descripción de su algoritmo de búsqueda a un regulador australiano

La empresa estadounidense Amazon.com Inc, se negó a describir su algoritmo de búsqueda de productos a un regulador de competencia de Australia; el cual recibió quejas de importantes plataformas de mercado, donde se denunciaba que Amazon da preferencia a los productos internos.

Puede comenzar de nuevo la batalla de la ACCC contra Google y Facebook

La negación por parte de Amazon.com de la información solicitada; se presenta como un elemento favorable para que haya una posible repetición de la batalla de Australia ocurrida en el 2021 contra Google de Alphabet y Facebook Inc. Cuyo desenlace originó que esas compañías pagaran regalías de contenido a los medios.

En esta oportunidad, el regulador (ACCC), la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores; informó que la posición asumida por Amazon.com en un documento emitido este jueves que forma parte de la misma revisión de 5 años de la regulación de las plataformas más grandes de tecnología donde también están involucradas las empresas Google y Facebook.

La ACCC señaló en el informe que se encuestaron a 80 comerciantes en la web, y que cerca de la mitad de estos pensaban que; las grandes plataformas de mercado sesgaban de manera intencional las búsquedas y la presentación del portal en línea para favorecer los productos internos.

Amazon insiste en que no da ventajas a sus propios productos

La empresa tecnológica estadounidense ya había declarado que no daba una ventaja a sus propios productos; sin embargo, la ACCC solicitó detalles sobre las entradas de los algoritmos de esta plataforma, que no fueron proporcionados, señaló el informe.

Como consecuencia, la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores no tiene información acerca de cómo los algoritmos de Amazon.com generan resultados de búsqueda; se detalló en el documento.

Por su parte, Michael Cooley, director de políticas públicas de Amazon.com Australia; informó a través de un comunicado que las ofertas de la empresa eran las que creen que preferirán los usuarios. De manera independiente de si son de Amazon o perteneciente a uno de sus socios vendedores.

El comunicado de Cooley también señaló que, la empresa proporciona datos directamente a sus socios vendedores para ayudarlos en la administración de sus negocios y ofrecer información clave; dijo el ejecutivo sin especificar cuáles son los datos que proporciona Amazon.

Amazon.com se negó a describir su algoritmo de búsqueda de productos

Productos de segunda mano que son publicados en letras pequeñas en la parte inferior

Los resultados de la encuesta publicados junto con el informe incluyeron una serie de comentarios que acusaban a Amazon.com de darle preferencia a sus propios productos. Uno de los participantes (anónimo) del cuestionario escribió que; los productos de Amazon todo el tiempo están primero y después los productos de segunda mano son dispuestos en letras pequeñas en la parte inferior de la lista.

Además, la ACCC dijo que, distinto de otros grandes mercados minoristas online, como los de Gran Bretaña y Estados Unidos; el de Australia no se encontraba bajo el dominio de Amazon. La compañía no comenzó sus operaciones en este país sino hasta el 2017.

El regulador australiano dijo que las ventas de Amazon.com en el año hasta junio del año pasado fueron solo un 25 % de los 5.300 millones de dólares australianos ($ 1 = 1,4053 dólares australianos); es decir, unos 3.800 millones de dólares, generados por la empresa minorista eBay Inc.

Sin embargo, la ACCC señaló que permitirles a las grandes plataformas que brinden un trato preferencial a sus propios productos podría llegar a influir en las intenciones de compra y perjudicar la competencia. Y que se debe hacer que estas plataformas informen cualquier actividad que favorezca sus propios productos, sentenció el documento.  

Amazon.com bajo un conflicto de intereses

Por otro lado, Gina Cass-Gottlieb, la presidente de la ACCC, por medio de un comunicado que acompaña al informe dijo que; los mercados híbridos, de la misma forma que otras plataformas tecnológicas integradas de manera vertical, constantemente están enfrentando conflictos de intereses y pueden llegar a actuar de forma tal que beneficien sus propios productos con potenciales efectos adversos.

También Cass-Gottlieb, señaló que en la ACCC se preocupan por los ejemplos particulares de autopreferencia por parte de los mercados híbridos en Australia; los que reflejan mucha preocupación similar planteada por los reguladores fuera del país.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil