La Tuberculosis Latente arremete en tiempos de Pandemia de Covid-19

La pandemia de Covid 19 ha traído como consecuencia que enfermedades de tiempos remotos; como la Tuberculosis Latente entre otras, hayan retomado su avance demoledor de otros tiempos.

La tuberculosis es una enfermedad causada por la bacteria “Mycobacterium tuberculosis” que ataca el sistema respiratorio; principalmente los pulmones y se transmite de persona a persona, por vía aérea a través de las gotículas que contienen los bacilos tuberculosos que la persona infectada expulsa cuando habla, tose o estornuda.

La Tuberculosis (TB) amparada en la necesaria y obligada concentración de esfuerzos para detener la pandemia del virus SARS CoV 2 (Covid 19); ha recuperado el terreno perdido durante los últimos doce años, producto de la lucha mundial contra esta bacteria que en el año 2019 contabilizó 1,4 millones de víctimas y enfermó a mas de 10 millones de persona según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Tuberculosis enfermedad de la pobreza

Una de las razones para que esto ocurra es que la Tuberculosis (TB) se encuentra presente en estado “latente”; en al menos un cuarto de la población del planeta y como factores de activación de dicha bacteria, nos encontramos a la pobreza y su consecuente desnutrición.

Por lo que la Tuberculosis (TB) según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su más reciente informe, es una “enfermedad de la pobreza

Es así como, el aumento de la pobreza y el deterioro de los sistemas de salud en la mayoría de los países en desarrollo ha llevado al Consorcio Global para la lucha contra la tuberculosis “End TB Partnership” a concluir que “12 meses de Covid 19 anularon 12 años de avance en la lucha mundial contra la Tuberculosis”. También afirma que pocos países experimentaron una relativa disminución en personas diagnosticadas y tratadas por Tuberculosis (TB) en 2020 con respecto a 2019.

La Tuberculosis latente y como evitar que se active

La Tuberculosis se encuentra latente cuando el sistema inmunológico impide que la bacteria se active y se multiplique. En la mayoría de las persona que adquieren la infección por ingesta de los bacilos tuberculosos; su sistema de defensa se activa impidiendo que se desarrolle la enfermedad.

Las personas con Tuberculosis latente no presentan los síntomas característicos de la enfermedad ni contagian la infección; pero tienen la bacteria en su organismo y ante cualquier agente que debilite sus defensas, puede desencadenar la tuberculosis en cualquier etapa de su vida.

Una de cada cuatro habitantes del planeta Tierra estaría infectada con la  bacteria de Tuberculosis, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

La Tuberculosis latente puede detectarse con una prueba cutánea o de sangre.

Combatir las deficiencias en los indicadores sociales (Pobreza, desnutrición, desigualdad) que son las potenciales causas de que se activen los factores desencadenantes de la enfermedad; y proteger a las personas en riesgo con terapias preventivas contra la tuberculosis, sería la alternativa válida para evitar que la enfermedad pase del estado latente a la condición activa.

En los Estados Unidos hasta 13 millones de habitantes estarían contagiados con Tuberculosis latente, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Y además que el 80% de los enfermos de Tuberculosis, han tenido infección por tuberculosis en estado latente que no fue tratada adecuadamente.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil