Barcelona consuma la remontada ante Sevilla en Copa

El conjunto del Barcelona logró su pase a la final de Copa del Rey en su edición 2020/21 este miércoles ante Sevilla en las semifinales. Los dirigidos por Ronald Koeman, dieron vuelta de forma épica al 2-0 de la ida en territorio andaluz. Imponiéndose en su Camp Nou por 3-0, en el compromiso de vuelta que tuvo que definirse en tiempo extra, teniendo un desarrollo vibrante y cargado de fuertes sensaciones.

Al igual que en el partido entre ambos conjuntos el pasado fin de semana en el Ramón Sánchez-Pizjuán por liga, donde la visita se impuso por 0-2, el técnico holandés repitió el mismo esquema 3-5-2, atípico para sistema ‘Blaugrana’, pero buscando darle un cambio desde lo táctico al presente irregular del equipo. En el mismo, se colocaba a Jordi Alba y Segiño Dest, por izquierda y derecha, respectivamente, pero no como laterales habituales sino como carrileros. Teniendo una vocación más ofensiva que defensiva.

En el primer tiempo, Dembélé mantuvo vivas las ilusiones ‘Culé’, cuando en apenas 12’ de iniciado, abrió el marcador para los locales. El atacante francés, soltó un derechazo desde las cercanías del área visitante, con un disparo que sorprendió al golero checo Tomas Vaclik, introduciéndose en el ángulo superior derecho de este.

Los capitaneados por Messi, jugaron una gran primera mitad, controlando las acciones del cotejo, pero sin poder anotar el otro gol que empatase la eliminatoria.

Barcelona alcanza su 10ma. final de Copa en las últimas 13 ediciones

Para la segunda mitad, los de Julen Lopetegui lograron salir un poco de la presión rival, disponiendo de una clara oportunidad para sentenciar la serie. En una contra de los visitantes, Mingueza cruzó a Lucas Ocampos dentro del área, en un claro penal.

Fue el propio futbolista argentino el encargado de ejecutar la pena máxima. En ese momento se acrecentó la figura del guardameta Marc-André ter Stegen, que detuvo el manso remate del futbolista de 26 años, que lanzó raso y sin mucha fuerza a la derecha del alemán, en la fracción 73’.

En el 90+2’, Sevilla se quedaría con un hombre menos, gracias a la segunda amarilla de Fernando, mostrada producto de un agarrón sobre Francisco Trincão cuando este entraba al área en busca de un pase de Messi.

Dos minutos más tarde, llegaría el empate agónico del Barcelona. Griezmann recogió un rechace de un corner local por la izquierda, mandando un centro al corazón del área, donde el central catalán, Gerard Piqué, se impuso a todos para empatar el marcador global y mandar el partido a la prórroga.

El cuadro ‘Azulgrana’ es el más ganador de la Copa del Rey con 30 títulos

En tal instancia y con el envión emocional que significó el tanto ‘in extremis’, los máximos ganadores de esta competición completaron la remontada. A los 5’ minutos de arrancado el tiempo extra caería el tanto de la clasificación. Alba colocó un centro desde la izquierda, para que el danés Martín Braithwaite lanzándose de cabeza pusiera el 3-0, ventaja que no perderían los anfitriones.

El rival del Barcelona, se conocerá este jueves, cuando Levante y Athletic Club, se midan en la vuelta en el estadio Ciudad de Valencia. El partido de ida en suelo vasco, terminó en igualdad 1-1.

La gran final del torneo, será el próximo 17 de abril en el estadio de La Cartuja, en Sevilla.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil