Icono del sitio Noticias.info

Barcelona y la culminación de un año para el olvido

No se puede tapar el sol con un dedo. Y en lo que respecta al argot futbolero, es innegable suponer y afirmar el calendario tan nefasto que ha protagonizado el Fútbol Club Barcelona. Una institución acostumbrada a ganar y ser protagonista habitual en los últimos tiempos. El cuadro ‘Blaugrana’ enfrentó durante estos doce meses situaciones que colocan al periodo entre los más negativos en sus más de 100 años de historia.

Durante el curso que está por finalizar, el club que hace vida en el Camp Nou, presenciará como este se irá sin obtener título alguno. Situación más que atípica para una plantilla que tiene, y tuvo, entre sus filas durante el calendario presente a jugadores de talla mundial. Tal es el caso de Lionel Messi, Antoine Griezmann, Frenkie de Jong y Luis Suárez (traspasado en septiembre al Atlético de Madrid).

Sin embargo, esto no es producto de un momento o circunstancia casual sino más bien causal, debido a los malos manejos llevados a cabo en la administración del Barcelona. Los cuales se pusieron en evidencia, principalmente, en este 2020.

Por un lado el equipo tuvo tres entrenadores a partir de enero. Inició con Ernesto Valverde quien venía de un par de temporadas al frente del equipo. Luego, en ese mismo mes, Quique Setién se hizo cargo de la dirección técnica hasta su cese al final de temporada en agosto tras los malos resultados cosechados durante su gestión.

Ante esto, Ronald Koeman, ex jugador del equipo en la década de los 90s, fue el escogido para intentar cambiar la dinámica negativa de cara al inicio de la temporada 2020/21. Pero hasta ahora sus dirigidos siguen inmersos en un letargo que no les ha permitido desplegar todo su potencial.

Messi a punto de irse del Barcelona

El burofax que hizo tambalear a todo el entorno ‘Culé’

Actualmente el conjunto de Cataluña ha terminado el año en la sexta posición de la liga española con 25 puntos. Muy lejos de los 35 logrados hasta ahora por el Atlético, líder en solitario.

Si esto no fuese suficiente, el 25 de agosto, el argentino Lionel Messi, su capitán y máximo referente envió una notificación a las oficinas del club por medio de un burofax. En el mismo, transmitía su intención de abandonar la única institución a la que ha servido hasta ahora, producto de los problemas suscitados. Además de sus desavenencia con el entonces presidente ‘Blaugrana’ Josep Maria Bartomeu. Y un momento que socavó aún más ese presente fue la vergonzosa y humillante eliminación en los cuartos de final de la UEFA Champions League a manos del Bayern Munich por 8-2.

Al final, esto hubiese desencadenado una batalla legal con el club. Y es que desde el Barcelona se negaron rotundamente a la petición del futbolista, basados en los acuerdos legales expuestos en el contrato. Al observar la situación tan tensa y complicada que se podía suscitar entre ambas partes, el futbolista desistió de su intención, manteniéndose en el equipo al menos una temporada más.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil