Inicio » La nueva ley de Chips de EEUU pudiera beneficiar de manera desproporcionada a Intel
Esta ley de Chips colocaría a los EEUU en una posición más competitiva con respecto a China

La nueva ley de Chips de EEUU pudiera beneficiar de manera desproporcionada a Intel

Varias compañías de semiconductores de Estados Unidos se encuentran deliberando en estos momentos acerca de si oponerse a un paquete de subsidios al sector de circuitos integrados. Si la nueva ley de Chips, que está esperando una votación en el Senado; beneficia de manera desproporcionada a empresas de la industria como Intel Corp. Según fuentes familiarizadas con el tema.

Esta ley de Chips colocaría a los EEUU en una posición más competitiva con respecto a China

Chuck Schumer, el líder de la mayoría en el Senado; dijo a los legisladores que el próximo martes podría llevarse a cabo una votación sobre un pequeño grupo de proyectos de ley para darle impulso a la industria de circuitos integrados de computadora de EEUU.

Este paquete de proyectos de ley busca hacer que los Estados Unidos sea más competitivo ante una China que cada vez sube más. Y cuya industria de semiconductores ha crecido de manera muy rápida en los últimos años; lo que la ha llevado a quedarse con cerca del 10 % de las ventas mundiales.   

Entre las medidas, se encuentra un monto de 52 mil millones de dólares para subsidios; además de un crédito fiscal a la inversión para el impulso de la fabricación de chips en los Estados Unidos. los proyectos, donde se encuentra la ley de Chips, cuentan con un apoyo bipartidista. Sin embargo, los republicanos pueden llegar a votar en contra de las medidas de chips; si los demócratas no renuncian a los planes de tratar de impulsar proyectos de ley de gastos no vinculados a los que se oponen la bancada republicana.

Jugadores que les preocupa la nueva ley de Chips y un posible apoyo preferencial a ciertos fabricantes

Por otro lado, está apareciendo una grieta dentro del propio sector de semiconductores; con ciertos jugadores preocupados de que la narrativa final de la ley de Chips podría proporcionar un respaldo preferencial y desproporcionado a compañías como Intel. Mientras que estarían en desventaja fabricantes de chips como Qualcomm Inc, Nvidia Corp y Advanced Micro Devices Inc.

Intel Corp, en unión con empresas como Micron Technology Inc y Texas Instruments, está diseñando y fabricando sus propios chips. Tales compañías resultarían beneficiadas de los  52 mil millones de dólares en subsidios de la Ley de Chips destinados a la construcción de fábricas. Y además de un crédito fiscal de inversión para la adquisición de herramientas para utilizar dentro de sus plantas de otra medida denominada Ley FABS.

Anteriormente, a principios del 2022, Intel había dicho que gastaría 20 mil millones de dólares en una planta en Ohio; luego de haber empezado la construcción de un par de nuevas fábricas en Arizona el año pasado.

Mientras que Nvidia, AMD y Qualcomm se encargan de diseñar sus propios chips, aunque recurren a socios para fabricarlos; lo que evitaría que obtengan algún beneficio directo de los subsidios destinados a la construcción de fábricas. O el respaldo fiscal para la compra de herramientas.

Sin embargo, están apoyando una versión aparte de la Ley FABS que fue presentada ante la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. La cual contiene tanto el crédito fiscal destinado a fabricación; como también un crédito fiscal destinado a las actividades de diseño de chips que si los va a beneficiar de forma directa.

La nueva ley de Chips y un posible apoyo preferencial a ciertos fabricantes

Resultarían más actores beneficiados

Esta propuesta o versión de la Ley de FABS, la cual resulta más amigable con una sección más amplia de actores de la industria de chips; y que además es la que la Asociación de la Industria de Semiconductores, ente que representa a las compañías de chips en Estados Unidos; ha solicitado a los legisladores que sea aprobada.

Por medio de un comunicado la Asociación de la Industria de Semiconductores dijo el pasado viernes que, les alienta que la legislación se encuentre en progreso. Y que continúan respaldando la promulgación de los 52 mil millones de dólares en inversiones de la Ley de Chips. Además de la aprobación de un crédito fiscal a la inversión de la Ley FABS destinado a la fabricación como también al diseño de chips.

Pudieran presentarse problemas en el mercado

En la actualidad la legislación del Senado no contempla ningún crédito fiscal para el diseño de chips. Lo que ha conllevado a varias empresas de semiconductores en Estados Unidos, que solicitaron no ser mencionadas por miedo a la repercusión de la industria y el gobierno; a debatir y a oponerse al proyecto de ley del Senado si el texto final que llega a la plenaria no tiene crédito fiscal para actividades de diseño. Dijeron dos personas familiarizadas con el tema.

Una de las personas señaló que, se tiene a Intel Corp que podría recibir 20 mil millones de dólares con la Ley de Chips; más otros 5 mil millones de dólares o $ 10 mil millones a través de la Ley FABS.

Es decir, $ 30 mil millones destinados a tu rival directo y tu no recibes ni siquiera un centavo. Seguro eso provocará algunos problemas en el mercado; explicó una persona en una compañía que debate si oponerse al proyecto de ley.

Una persona de una segunda compañía que deliberaba acerca de su apoyo a un proyecto de ley sin créditos para diseño de chips; dijo que la ley beneficiará solo a un puñado de empresas.

Por su parte, Nvidia no quiso contestar de inmediato a la solicitud de comentarios. Mientras que Qualcomm, AMD e Intel Corp no respondieron de forma inmediata a la solicitud de comentarios hecha por los medios.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil