Inicio » Tecnologías como Google Earth y drones han sido utilizadas para evaluar los daños ocasionados en lugares devastados por la erupción de los volcanes
Para la evaluación de la zona catastrófica se utilizan herramientas como Google Earth y drones

Tecnologías como Google Earth y drones han sido utilizadas para evaluar los daños ocasionados en lugares devastados por la erupción de los volcanes

Los expertos que se dedican a evaluar los destrozos provocados por la lava volcánica usan tecnologías como Google Earth y drones; para la valoración del antes y el después de sitios que han quedado completamente devastados por la acción de los volcanes.

Para la evaluación de la zona catastrófica se utilizan herramientas como Google Earth ydrones

En la evaluación de la zona catastrófica será determinante las tecnologías como el geoposicionamiento por satélite, la toma de imágenes por Google Earth y drones. Estas son herramientas usadas por los peritos para conocer qué existía donde ya no existe nada y para poder evaluar los daños.

Al parecer no quedará nada de los más de 600 edificios que fueron alcanzados por el magma del volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma; durante los 10 días que han transcurrido desde que inició su erupción.

La única opción que le puede quedar a los afectados seria la indemnización que pudieran recibir, ya sea del CCS (Consorcio de Compensación de Seguros); debido a que la gran mayoría de las empresas aseguradoras no cubren este tipo de casos calificados como de fuerza mayor. O por parte del Gobierno, tras la declaración de zona catastrófica. Se comenzaron a evaluar los daños desde un primer momento; sin embargo, nadie conoce cuándo podrá terminarse esta tarea.

Por otro lado, los peritos del CCS de la cartera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que es el ente que se ocupa de los desastres naturales en España, de eventos como los terremotos y las inundaciones; sin embargo, a diferencia de otras catástrofes, la característica principal de un volcán en erupción, como lo que está ocurriendo ahora mismo en La Palma; es que la lava volcánica va arrasando con todo lo que existía en el terreno por donde va pasando.

Cómo identificar los restos que van quedando después de la devastación

En este sentido, el presidente de la Asoc. de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías, Fernando Muñoz; señaló que el verdadero problema es cómo identificar los restos, que en algunos casos nunca existieron. Al tiempo que el propio estado del lugar impedirá alguna aproximación (de los peritos). En esos casos se tendría que recurrir a la recopilación de datos indirectos, por medio de fuentes diferentes.

Dicha aproximación al lugar o terreno se va a facilitar mayormente, gracias a la utilización de drones; sin embargo, de momento, la misma situación no está permitiendo que se usen. Ya que ahora mismo no está permitido; pero, en el momento que se pueda, nosotros estaremos apegados al mismo marco legal que cualquier otra empresa, en relación a quién podrá manipular los drones y qué tipo de equipos podrán ser usados, dijo Muñoz.

Por su parte, el director de siniestros de AXA, Arturo López-Linares; señaló que ‘‘Se trata de buscar en lugares donde el ser humano no lo puede hacer. Usamos los drones de manera habitual y nos permiten tomar fotografías en alta definición, inclusive en 4K; además de fijar un perímetro, detectar áreas de calor si se trata de algún incendio o la verificación de materiales, por ejemplo’’.

Por otro lado, los drones ayudan a que los expertos no corran riesgos. También aportan rapidez y agilidad al proceso.

Google Earth permite conocer qué había en cada sitio

Por otro lado, los expertos cuentan con otras herramientas tecnológicas para la recopilación datos indirectos, sin la necesidad de tener que ir al lugar físicamente; diferentes a los drones. Algo tan normal para los consumidores de Internet como la aplicación Google Earth o Maps; que permite seleccionar una fecha determinada en un histórico para la observación de los cambios en el urbanismo y en la orografía; y de esta manera, conocer el estado del terreno en momentos recientes, antes del instante en que el volcán iniciara su erupción, con el objetivo de conocer lo que existía en cada sitio.

Sin embargo, el problema para los dueños de las propiedades pudiera ser el no haber declarado alguna parte del inmueble, y que no la haya hecho ni siquiera con las autoridades de catastro, dijo Muñoz.

En este sentido, López-Linares explica que hay otra herramienta, además del programa Google Earth, que los expertos pueden utilizar; se trata del geoposicionamiento, sobre todo la ubicación por medio de programas de navegación por satélite. Una vez que el perito esté sobre el terreno y sobre las coordenadas exactas donde se encontraba el inmueble, se puede verificar el estado actual y así poder comprobar si realmente el inmueble se encuentra sepultado por la lava, por ejemplo.

Por su parte, Fernando Muñoz piensa que, en el caso de la erupción del Cumbre Vieja, lo difícil no está en la cantidad de reclamaciones (hasta los momentos existen alrededor de 600 inmuebles afectados); sino en lo grave que han sido los daños, en lo difícil de acreditarlos y en las dificultades para el acceso a la zona inclusive con el uso de drones.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil