Gracias al telescopio espacial Kepler de la NASA fe descubierto el gemelo del planeta Júpiter

Increíble, descubren un gemelo del planeta Júpiter a 17.000 años luz de nosotros con ayuda de Kepler

Hallan un gemelo del planeta Júpiter, el sistema exoplanetario se encuentra ubicado un par de veces más lejos que cualquier otro hallado antes por el telescopio Kepler. El objeto fue descubierto utilizando microlente gravitacional, lo que resulta una predicción de la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein.

Gracias al telescopio espacial Kepler de la NASA fe descubierto el gemelo del planeta Júpiter

Fue presentado el sorprendente nuevo hallazgo de un gemelo casi idéntico del planeta Júpiter; cuya órbita se encuentra en una estrella a una distancia inmensa de 17.000 años luz de nuestro planeta.

Se trata del exoplaneta K2-2016-BLG-0005Lb, es muy parecido con Júpiter en cuanto a su masa y distancia de su sol; el cuerpo celeste fue hallado usando datos recogidos en el 2016 por el telescopio espacial Kepler perteneciente a la NASA.

Este sistema exoplanetario se encuentra dos veces más lejos que cualquiera visto antes por Kepler, que fue capaz de hallar más de 2.700 planetas confirmados previo al cese de sus operaciones durante el 2018.

El sistema se descubrió utilizando microlente gravitacional, como está predicho por la Teoría de la Relatividad de Einstein; además se trata del primer planeta que es descubierto desde el espacio de esta forma.

En búsqueda de un exoplaneta y su estrella anfitriona

Los resultados de la investigación fueron enviados a la revista “Monthly Notices of the Royal Astronomical Society”, también se encuentran disponibles como preimpresión en ArXiv.org.

David Specht, estudiante de doctorado del Jodrell Bank Center for Astrophysics de la Universidad de Manchester, es el principal responsable del nuevo estudio.

En el proceso de búsqueda de un exoplaneta usando el efecto de microlente, los astronomos buscaron en los datos del telescopio Kepler reunidos entre los meses de abril y julio del 2016; en el momento en que monitoreaba millones de estrellas próximas al centro de la galaxia.

Buscaban evidencia de la existencia de un exoplaneta y de su estrella anfitriona magnificando y doblando la luz de una estrella de fondo al pasar por la línea de visión.

El doctor Eamonn Kerins, principal investigador del STFC (Consejo de Instalaciones de Ciencia y Tecnología del Reino Unido), el cual financió el estudio; dijo que para poder ver el efecto se necesita una alineación casi perfecta entre el sistema planetario, que debe estar ubicado en primer plano y una estrella de fondo.

Gracias al telescopio espacial Kepler de la NASA fe descubierto el gemelo del planeta Júpiter

Una posibilidad entre decenas de cientos de millones

Por medio de un comunicado, Kerins señaló que, la posibilidad de que una estrella de fondo pueda ser vista afectada de esa forma por un planeta es de decenas a cientos de millones contra uno. Sin embargo, existen cientos de millones de estrellas hacia el centro de la galaxia. De esta manera, el Kepler solo se sentó a observarlos por tres meses.

El doctor Kerins agregó que, la diferencia en el punto de vista del telescopio Kepler y el de los observadores en la Tierra, hizo posible la triangulación dónde está ubicado el sistema planetario a lo largo de la línea de visión.

Con el desarrollo de mecanismos de análisis especializados, las señales candidatas fueron descubiertas durante el 2021; mediante el uso de un nuevo algoritmo de búsqueda planteado en un estudio liderado por el Dr. Iain McDoclad, quien en ese tiempo era un investigador postdoctoral financiado por el STFC, que se encontraba trabajando con Kerins.

Entre 5 nuevas señales candidatas de microlente descubiertas durante el análisis, solo una dio muestras claras de una anomalía consistente con la existencia de un exoplaneta en órbita.

Con Kepler también cinco sondeos terrestres internacionales observaron la misma región del espacio al mismo tiempo. Desde una distancia de cerca de 135 millones de kilómetros de nuestro planeta; aunque el telescopio Kepler logró detectar la anomalía un poco antes y por más tiempo que los demás equipos que estaban observando desde la Tierra.

La nueva investigación modela detalladamente el conjunto de datos combinados y concluye determinantemente que la señal es provocada por un exoplaneta muy distante.

Dos puntos de vista diferentes para encontrar al gemelo del planeta Júpiter

El doctor Kerins explicó que la diferencia en el punto de vista entre el telescopio espacial Kepler y los observadores localizados en la Tierra; fue lo que permitió triangular dónde se hallaba el sistema planetario a lo largo de su línea de visión.

Por otro lado, Kepler además logró observar sin interrupciones el ciclo diurno de dicho planeta; lo cual les permitió a los científicos poder determinar con mucha exactitud la masa del exoplaneta y también su distancia orbital desde su estrella anfitriona.

Se trata básicamente del gemelo idéntico de Júpiter, en cuanto a su masa y a su ubicación desde su Sol, que es cerca del 60 % de la masa de nuestro Sol; explicó el doctor Kerins.

Compartir noticia: