Icono del sitio Noticias.info

El nacimiento de un nuevo sistema de satélites

Formación de un nuevo sistema de satélites en la PDS 70

Es la primera vez que se localiza con claridad una zona nebulosa alrededor a un exoplaneta. La PDS 70, posee una masa 3 veces más grande que la de nuestra Luna, se considera que puede ser el disco en el cual este exoplaneta, que es parecido a Júpiter, creará un nuevo sistema de satélites.

Formación de un nuevo sistema de satélites en la PDS 70

La PDS 70, se encuentra a más de 400 años luz de nuestro planeta, específicamente en la constelación del Centauro. Se trata de un exoplaneta joven de mucho interés. Se ha podido detectar en torno a la PDS 70 un inmenso anillo de gas con polvo, desde el cual va naciendo un nuevo sistema de satélites o planetas.

Utilizando el enorme telescopio VLT, se había logrado detectar 2 de estos jóvenes planetas, llamadas PDS 70b y PDS 70c, dos satélites muy parecidos a la pareja de Saturno y Júpiter que controla a nuestro sistema solar.

Estos dos satélites se encuentran ubicados en la región que está, entre la propia estrella y el inmenso anillo de polvo. El PDS 70b está más próximo la estrella y el PDS 70c se encuentra más lejos.

El gran anillo que rodea a la PDS 70, posee un radio de casi 50 veces el recorrido entre la Tierra y el Sol. En tanto que el planeta PDS 70c está separado de su estrella, en una distancia de más de 34 veces al recorrido entre la Tierra y el Sol, esto representa una separación por encima de la distancia entre el Sol y Neptuno.

En el desierto de Atacama

La astrónoma Myriam Benesty, perteneciente a la Universidad de Chile y a la Universidad de Grenoble, de Francia. Es la coordinadora del equipo que ha venido observando a la PDS 70 a través del interferómetro ALMA, el cual está ubicado en la meseta de Chajnantor; a unos cinco mil metros sobre el nivel del mar, en el árido desierto de Atacama, Chile.

En las observaciones del equipo, se demuestra la existencia de un disco de gran tamaño que está alrededor de la PDS 70. También pudieron detectar una zona nebulosa acumulada en la proximidad de la estrella central, puede tratarse de un disco más compacto, el cual no puede verse claramente en las observaciones realizadas.

En el espacio vacío que existe entre el inmenso anillo y la PDS 70, se puede ver de forma clara la ubicación del PDS 70c. No obstante, el 70b que es más cercano a la estrella, pero más pequeño, no se puede detectar bien en las observaciones; ya que solo pueden trazar el gas y el polvo. Sin poder detectar los objetos sólidos como los satélites propiamente dichos.

Lo que más sorprende a los científicos de sus observaciones, es que en la ubicación del 70c se puede ver una masa nebulosa, en pleno centro del exoplaneta y muy diferenciada del inmenso anillo que está alrededor de la estrella.

El equipo de investigadores calcula que esta masa nebulosa posee unas dimensiones parecidas a la distancia que hay entre la Tierra y el Sol. Y que cuenta con una masa de solo el 3% de la masa de nuestro planeta; es decir, casi 3 veces la masa de la Luna.

Las observaciones hablan de la formación de un nuevo sistema de satélites cerca del 70c

Finalmente, los investigadores concluyeron que, la pequeña nube que rodea al exoplaneta 70c, se trata de un pequeño disco en el cual está naciendo un nuevo sistema de satelites.

Sin embargo, en las observaciones no se puede confirmar si se trata de la existencia de alguna luna ya formada, porque los datos no son suceptibles a los objetos sólidos. No obstante, el disco en sí mismo es muy importante, debido a que esto confirma las teorías de creación de los planetas y sus satélites.

¿Cómo nacen las lunas?

Ya está suficientemente establecido que los planetas nacen a partir de discos de polvo en torno a estrellas jóvenes. Cada uno de ellos, según se vaya formando, va abriendo un hueco anular al mismo tiempo que va almacenando material del disco que está alrededor de la estrella, y así se va desarrollando.

Se cree que, en este proceso, el cuerpo celeste es capaz de crear su propio disco circumplanetario. El cual debe ayudar al crecimiento del planeta, encargándose de la regulación de la cantidad de material que él va recibiendo.

Al mismo tiempo, el polvo y el gas del disco circumplanetario, por medio de muchas colisiones, será capaz de ir formando progresivamente cuerpos de mayores dimensiones; lo que conllevará al nacimiento de nuevas lunas.

En la actualidad se conoce de la existencia de 4000 planetas, pero son cuerpos que han sido localizados en viejos sistemas estelares. Donde no se ha podido observar los mecanismos de formación de estos planetas.

Por esta razón, el estudio del sistema protoplanetario del PDS 70 es tan importante. Debido a que es capaz de brindar la oportunidad de observar los procesos de formación de lunas y planetas. Lamentablemente, este tipo de sistemas son poco brillantes y poco masivos; lo que hace muy difícil la observación detallada, como ocurrió con el PDS 70c. 

Por otro lado, estas nuevas observaciones dejan cargado de misterios al planeta menor, el PDS 70b. El cual no presenta evidencias de tener un disco. No se tiene información acerca de que si este planeta consumió todo el material circumplanetario. O si fue que este material ya formó un nuevo sistema de satélites que no pudieron ser observados.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil