La manada de elefantes que impactó al mundo con su largo viaje, finalmente regresa a casa

Hace poco más de un año, una manada de elefantes partió su trayecto por China, dejando desconcertado a los científicos con su comportamiento; y al parecer después de tanto tiempo, están volviendo a casa.

Según lo expertos, la manada recorrió alrededor de 500 kilómetros a través de la provincia de Yunnan en el país de China, llegando a las afueras de la ciudad de Kunming; para posteriormente regresar.

¿Cómo detectaron el regreso de la manada?

De acuerdo con las declaraciones dadas durante una conferencia del lunes por las autoridades del organismo protector de la vida silvestre en China, la manada conformada por un total de 14 elefantes fue vista cuando cruzaba el río Yuanjiang, el pasado domingo en horas de la noche.

Durante su observación se logró apreciar que todos los elefantes gozaban de buena salud y que al parecer se dirigían hacia su reserva natural de origen.

En vista de esta situación, los funcionarios señalaron que, más de 150 mil personas tuvieron que ser evacuadas del camino de los elefantes, para que estos pudiesen desplazarse sin interferencia alguna.

Asimismo, los medios estadales dieron a conocer que, más de 25 mil policías se encuentran monitoreando a la manada con la ayuda de drones y vehículos.

Travesía de la manada de elefantes

Estos paquidermos forman parte de la Reserva Natural Mengyangzi; la cual se ubica en la prefectura autónoma de Xishuangbanna Dai al sur de China. Sin embargo, la manada decidió abandonar su hábitat para emprender un viaje a principios del 2020, dirigiéndose hacia el norte de China.

La travesía tuvo una duración de 17 meses. Siendo un comportamiento que llamó la atención de las autoridades chinas, quienes hasta la fecha desconocen el motivo por el cual los elefantes decidieron viajar tan lejos.

La ruta que hicieron estos animales consistió en visitar varios condados, entre ellos, Eshan y Mojiang; para luego aparecer en distintas ciudades, pueblos y aldeas. El monitoreo de estos elefantes, permitió saber que cambiaron de dirección, iniciando un nuevo viaje de vuelta a su hogar.

Por su parte, las autoridades estuvieron intentando guiar a la manada para que regresaran a su hábitat. De acuerdo a la información revelada por los organismos; un comité de emergencia especializado en el manejo de elefantes, ha utilizado diferentes estrategias, como, por ejemplo, la colocación de caminos artificiales, o dejarle cebos; esto con el propósito de asegurar que la manada tomase la ruta adecuada.

Declaraciones de las autoridades sobre el monitoreo de la manada de elefantes

Durante la conferencia de prensas del pasado lunes, el líder del equipo que monitorea a la manada en cuestión, Wan Yong, explicó que, gracias a sus sistemas de rastreo fue posible observar como los elefantes cruzaron el río Yuanjiang y continuaron su travesía hacia el sur.  

De igual manera, dio a conocer que la ruta de migración de estos animales se encontraba “científicamente planificada” y que los integrantes del comité estaban poniendo el máximo de sus esfuerzos para hacer que los elefantes regresasen a su hábitat lo más pronto posible y sin lesiones de por medio.

Como parte de sus métodos para guiar a la manada, las autoridades hicieron uso de 18 drones en total; con el objetivo de distraer a los elefantes de las zonas concurridas, donde pudiesen ocasionar daños a sí mismos o a otros.

En este sentido, los expertos revelaron que, aunque los elefantes lograron entrar en algunas tiendas y granjas buscando fuentes de alimentación; no hubo ningún tipo de heridos o afectados a lo largo de los diecisiete meses de viaje.

Teorías de los científicos sobre este inusual viaje

Si bien los especialistas desconocen la razón por la que los elefantes prefirieron abandonar su hogar y emprender un viaje tan largo; existen algunas teorías que sugieren que, quizá el líder de la manada sea inexperto y por ello los haya conducido hacia un camino equivocado.

Mientras que otros piensan que, los elefantes pudieron haber decidido iniciar la búsqueda de un nuevo espacio donde vivir.

Por su parte, el profesor y asistente de psicología de elefantes en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, Joshua Plotnik, tiene la creencia de que el motivo del viaje de estos elefantes pudo haber sido como consecuencia de las perturbaciones relacionadas a los humanos dentro de su hábitat natural.

Aunado a esto, Plotnik expresó que, «es casi una hecho que tal conducta se encuentra conectada con la necesidad de adquirir elementos básicos como, agua, comida y refugio».

Por otro lado, se sabe que, en China los elefantes asiáticos son considerados como una de las especies animales más protegidas; tanto así que, gracias a las estrategias de conservación; la población de elefantes silvestres de la provincia de Yunnan ha incrementado de 193 que existían en la década de los 90’s a 300 ejemplaren en la actualidad.

El aumento de esta cifra es alentador, más, sin embargo, aún queda mucho trabajo pendiente por hacer.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil