Inicio » Las primeras imágenes de Júpiter captadas por el telescopio James Webb
Primeras imágenes que demuestran un nivel de detalles sin precedentes

Las primeras imágenes de Júpiter captadas por el telescopio James Webb

Ya se encuentran disponibles las primeras imágenes captadas por Webb del planeta Júpiter. De manera inmediata, luego de que la NASA publicó las primeras imágenes del telescopio espacial James Webb, el pasado martes 12 de julio; los datos del tiempo de puesta en marcha del Webb se están publicando en el Archivo Mikulski destinado específicamente para STScl (Telescopios Espaciales del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial).

Primeras imágenes que demuestran un nivel de detalles sin precedentes

En los datos están incluidas las primeras imágenes de Júpiter y también espectros e imágenes de varios asteroides; obtenidos con la intención de probar los instrumentos del James Webb previo a que las operaciones científicas empezaran oficialmente, el día 12 de julio.

Dichos datos sirven para mostrar que el poderoso telescopio es capaz de rastrear los objetivos del sistema solar; al tiempo que puede producir imágenes y espectros con un nivel de detalle sin precedentes.

En las imágenes ofrecidas por medio de la mirada infrarroja del James Webb; los aficionados del planeta Júpiter podrán reconocer ciertas características del enorme astro que forma parte de nuestro sistema solar.

Aprovechando la vista del filtro de longitud de onda corta del equipo “NIRCam“que muestra diferentes bandas que rodean a Júpiter; además de la Gran Mancha Roja, la cual es una tormenta lo bastante grande como para tragarse a nuestro planeta.

En esta imagen el punto en cuestión se observa en blanco debido a la manera en que fue procesada la imagen infrarroja del telescopio Webb.

Se puede apreciar claramente a Europa en las primeras imágenes del Webb

Se puede apreciar claramente a Europa en las primeras imágenes del Webb

Bryan Holler, científico del STScl en Baltimore, y quien colaboró en la planificación de estas observaciones; dijo que las combinaciones con las imágenes de campo profundo que fueron publicadas la vez pasada, estas primeras imágenes de Júpiter nos demuestran lo que este poderoso telescopio es capaz de observar. Desde los planetas en nuestro propio patio trasero cósmico que son vistos a simple vista desde el patio trasero de cualquier casa; hasta las galaxias que se observan más débiles y distantes.

Al observar claramente a la izquierda de la imagen a Europa, una de las lunas de Júpiter con un probable océano debajo de su gruesa capa de hielo; siendo el objetivo principal de la proyectada misión Europa Clipper de la agencia. También la sombra de Europa se ve claramente a la izquierda de la Gran Mancha Roja. Además, se pueden observar en estas imágenes a las lunas Tebe y Metis.

A lo que Stefanie Milam, también científica del proyecto de ciencias planetarias del James Webb, con domicilio en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la agencia en Greenbelt, en Maryland; dijo que no podía creer que se pudiera ver todo de manera tan clara y tan brillante como realmente lo es. Y que es muy emocionante imaginar la capacidad y la oportunidad que ahora se tiene para observar esta clase de objetos en el sistema solar.

Uno de los mejores usos que se le puede dar al Webb

Los científicos de la NASA se encontraban especialmente ansiosos por ver las primeras imágenes del Webb; ya que son la prueba de que el telescopio es capaz de observar los anillos y los satélites cerca de cuerpos brillantes del sistema solar como Saturno, Marte y Júpiter.

Webb será utilizado por los científicos para la exploración que permita conocer si es posible que se pueda ver columnas de material que salen de lunas como Encélado de Saturno o Europa de Júpiter.

Milam explicó que el James Webb es capaz de ver las señales de los géiseres que depositan material sobre la superficie de la luna de Júpiter. Y que ella piensa que es una de las mejores cosas que se pueden lograr con este poderoso instrumento en el sistema solar.

En la imagen se aprecia al planeta Júpiter como un círculo blanco brillante encima de un fondo marrón más oscuro. Mientras que sus lunas se ven como diminutas manchas blancas. Y Europa puede verse a las 8 en punto de Júpiter, se ve como un pequeño punto negro envuelto en un blanco brillante, con 6 puntas de difracción blancas.

Se presentaron sorpresas muy agradables

Milam también dijo que, el telescopio pudo capturar fácilmente varios de los anillos del planeta Júpiter; los cuales se destacan de manera especial en la imagen del filtro de longitud de onda larga del instrumento NIRCam. Y que los anillos se mostraran en una de las primeras imágenes de nuestro sistema solar del Webb, es algo realmente asombroso y sorprendente.

Por su parte, John Stansberry, científico perteneciente al observatorio además del líder de la puesta en marcha del NIRCam en el STScl; explicó que las imágenes de este planeta en los filtros de banda estrecha fueron diseñadas para poder brindar buenas imágenes de todo el disco de Júpiter.

Sin embargo, la gran cantidad de información extra acerca de objetos muy débiles, como el anillo principal, neblina, Metis y Tebas; en dichas imágenes con exposiciones de cerca de un minuto, resultaron ser toda una sorpresa muy agradable.

Los anillos de Júpiter se mostraron en una de las primeras imágenes de nuestro sistema solar del Webb

También imágenes de cuerpos celestes en movimiento

El poderoso telescopio, además logró obtener unas imágenes de Júpiter y de su luna Europa moviéndose a través del campo de visión del Webb en 3 observaciones independientes. Dicha prueba logró demostrar la capacidad del observatorio para conseguir y rastrear estrellas guías alrededor del brillante Júpiter.

Aunque, ¿se conoce a qué velocidad puede desplazarse un cuerpo celeste y continuar siendo rastreado por Webb?

Esta fue una de las interrogantes más significativas formuladas por los científicos que estudian cometas y asteroides. En su puesta en marcha, el telescopio empleó un asteroide conocido como 6481 Tenzing, localizado en el cinturón de asteroides entre Júpiter y Marte; para dar inicio a las pruebas de “límite de velocidad” de seguimiento de cuerpos en movimiento.

El James Webb fue construido con el requisito de rastrear objetos que se desplacen tan rápido como el planeta Marte; el cual tiene una velocidad de movimiento máxima de 30 milisegundos de arco por segundo. En su puesta en marcha el equipo llevó a cabo observaciones de varios asteroides; todos ellos aparecían como un punto, ya que todos eran pequeños.

El equipo logró demostrar que el telescopio todavía obtendrá datos valiosos con todos los instrumentos especiales para objetos que se desplacen a hasta 67 milisegundos de arco por segundo; que resulta dos veces más de la línea de base que se esperaba. Algo como una imagen de una tortuga arrastrándose en el momento en que estás parado a un kilómetro y medio de distancia. Milam consideró que todo funcionó de forma brillante.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil