¿Por qué a los gatos no les gusta el agua?

Existen muchas interrogantes acerca de las preferencias de los gatos, una de las mascotas más populares en todo el mundo; y muchas creencias sobre la relación de estos animales con el agua. Pero ¿estos pequeños felinos se bañan con agua o no?, ¿a los gatos no les agrada el agua? Son tips que se deben conocer si tienes una de estas maravillosas mascotas.

La verdad entorno a las preferencias de los gatos

Ciertamente, el agua genera reacciones en los gatos, en su piel, en su pelo y en su temperatura corporal. Con lo cual se podría justificar el posible rechazo de estos animales contra el agua, comprender por qué a estos pequeños felinos no les gusta el agua. También y debido a su temperamento temeroso y asustadizo, sería lógico pensar que la que la relación entre los gatos y el agua es todo un conflicto.

Si esto es cierto, cuál es la explicación acerca del por qué a los gatos no les gusta el agua. Sin embargo, no es completamente verdad que estos felinos rechazan el agua. Estos animales sienten cierta aversión a este elemento, debido a que la mayoría de ellos son provenientes del Medio Oriente; una zona cubierta por desiertos donde el acceso a este recurso era escaso. Lo que condicionó a esta especie a desconfiar del agua, porque no era parte de su rutina diaria y de su hábitat en general.

Lo contrario de los perros, los cuales estaban acostumbrados a moverse en zonas pobladas de ríos; los gatos percibían este elemento como un bien escaso, con poca presencia en su rutina cotidiana.

Con el pasar del tiempo, estos pequeños felinos fueron domesticados y comenzaron a interactuar con otros hábitats en los que el agua era un factor presente y habitual; y su carácter curioso predispuso a los gatos a acercarse al agua, siempre con mucha prudencia y respeto.

Pero, cómo es que los gatos se bañan

Para esta especie de animales el agua no significa limpieza. Ya que los gatos disponen de una clase de saliva que elimina la grasa; además poseen una lengua con textura que facilita el poder acicalarse, eliminando la suciedad de su cuerpo sin tener que utilizar el agua y el baño. Lo que no quiere decir que no sean capaces de disfrutar de un refrescante baño, aún más si se habla de juego y de entretenimiento.

Ya que estas lindas mascotas también pueden disfrutar de un momento de satisfacción en contacto y hasta dentro del agua. Estos animales se bañan, aunque el agua la utilizan más como recreación y hasta pueden ser excelentes nadadores; y muchos de estos agradables felinos se caracterizan por demandar el tener contacto con el agua como una forma de terapia de juego y relación con sus dueños.

Entre las razas de gatos que suelen disfrutar tanto del agua, se encuentran la Bengala, que le encanta pasar por la bañera y jugar tanto como pueda. O la raza Main Coon, que son ejemplares grandes y muy peludos. Y especialmente, la raza Van Turco, que originalmente fueron llamados “el gran nadador”.

Cómo es que los gatos se bañan

Evitar que estos pequeños felinos perciban el agua como un elemento peligroso

Sin embargo, y de manera independiente de que el gato sea de una raza o de otra, lo más importante es que no debe percibir al agua como un peligro. Todo lo contrario, se debe buscar que el animal vea a este elemento como una opción más para disfrutar y curiosear a su antojo.

Algo que, en los meses de mayor temperatura del año, como la primavera o el verano, en los que el animal se encuentra sometido a mucho calor y busca maneras para sentirse fresco y cómodo; para que estas mascotas puedan disfrutar mejor del agua y aprovechar sus bondades refrescantes y de diversión.

En conclusión, a los gatos sí les gusta el agua, aunque no todos pueden desarrollar esta afición; pero lo más importante es que el animal se sienta tranquilo y seguro al tener contacto con este elemento para que no lo perciba como un peligro. Con comprensión y con mucho amor, se podrá conseguir la forma de mantener al gato relajado y tranquilo a la hora de darse un refrescante baño.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil