Determinan sorprendentes beneficios del por qué los dedos se arrugan en el agua

Si después de un buen tiempo en la piscina, la playa o hasta un baño en la ducha, tus dedos se arrugan, se ven diferentes, ya no se notan las delicadezas y dactilares; sino que ahora tomaron un aspecto en la piel, con textura, como si fuera una uva pasa vieja. Todo tiene su buena explicación.

El proceso de ósmosis que aparece cuando los dedos se arrugan

Solamente en nuestra piel, las manos y los pies se alteran, en las manos los dedos se arrugan y también los pies al momento de sumergirnos al agua; a diferencia de otras zonas del cuerpo que permanecen intactas, igual que antes de habernos sumergido, como las piernas, el torso, la cara y los brazos.

Esta forma tan extraña donde los dedos se arrugan, ha trabajado las mentes y el esfuerzo de los científicos en las últimas décadas.

Muchos de los expertos han puesto su trabajo en marcha y se han preocupado por comprender la razón del por qué los dedos se arrugan; aunque más allá del por qué, últimamente se han preguntado cuál es su finalidad, lo que llama la atención de los científicos e investigadores.

Sin embargo, esto podría reflejar una hipótesis muy interesante por encima de observar que los dedos se arrugan, donde se podría determinar algo referente a nuestra propia salud.

Ocupa cuatro segundos en agua tibia, uno 40 grados centígrados es considerado como una temperatura apta en donde la piel de la mano se altera y los dedos se arrugan; mientras que por otro lado, con temperaturas mucho más frescas, alrededor de 20 grados centígrados los dedos podrían demorar en arrugarse unos 10 minutos aproximadamente.

En casi todas las investigaciones han podido hallar que se necesitan alrededor de 30 minutos sumergidos en el agua para que dichas partes alcancen su máximo de arrugas.  Usualmente, se tenía la creencia de que los dedos arrugados eran señal de una respuesta pasiva donde las capas superficiales de la piel se hinchaban porque el agua llenaba todas las células mediante un proceso denominado ósmosis.

Un proceso donde las moléculas de agua se atraviesan en cualquier membrana para ocupar la concentración de soluciones en los dos lados de la misma membrana.

El misterio de lo que ocurre cuando los dedos se arrugan

Sin embargo, en el año 1935, los expertos especulaban que había algo oculto, por encima de ese mismo proceso. Los doctores han investigado a través de pacientes con heridas, donde el nervio mediano que es uno de los principales que atraviesan la mano bajando por el brazo, se había mutilado; y encontraron que dichos dedos de los pacientes no se arrugaban al sumergirse bajo el agua.

A parte de muchas otras funciones, el nervio mediano se encarga de regular las actividades simpáticas, así como las construcciones de vasos sanguíneos y la sudoración.

El gran hallazgo indicó que la reacción del por qué los dedos se arrugan bajo el agua, tiene que ver con el sistema nervioso, ya que este es quién lo controla.

Las siguientes investigaciones realizadas por los médicos, en el año 1970, encontraron mayores pruebas de dicho hallazgo, e hicieron una propuesta para utilizar la inmersión de las manos bajo el agua con un examen sencillo para poder asegurarse de cualquier clase de daño nervioso que pueda alterar la regulación de procesos inconscientes, así como el flujo sanguíneo.

Después, en el año 2003, los neurólogos Adeline Chow y Einar Wilder-Smith, laborando en el hospital Universitario Nacional de Singapur; en aquel entonces calcularon y midieron la circulación sanguínea de las manos sumergidas bajo el agua de las personas que fueron voluntarios.

Notaron que mientras que los extremos de la piel comenzaban a arrugarse, el flujo sanguíneo iba disminuyendo significativamente.

Al momento de implementar una crema con efecto de anestesia, esta causaba que los vasos sanguíneos de los dedos se contrajeran temporalmente; y encontraron que se creaban grados muy parecidos de arrugamiento, iguales a los que se producían mientras realizaban la prueba de inmersión bajo el agua.

El misterio de lo que ocurre cuando los dedos se arrugan

Al arrugarse la piel de los dedos disminuye el flujo de sangre hacia la zona arrugada

El psicólogo y neurocientífico de la Universidad Metropolitana de Manchester, Nick Davis; dijo que tiene coherencia al momento de prestar atención cuando los dedos se arrugan, pues él investigó el porqué de ello. Los extremos de los dedos se notan mucho más pálidos es porque en la constricción de los vasos sanguíneos se encuentra retirado el suministro de la sangre en la superficie.

Aunque el arrugamiento lo regulan los mismos nervios, lo que significa que el cuerpo humano reacciona de forma activa al verse en el agua. Davis dijo que esto ocurre por algún motivo y que dicha reacción podría significar una desventaja.

Gracias a la colaboración de 500 voluntarios, quienes visitaron el Museo Científico de Londres en el año 2020; Davis calculó la fuerza necesaria para sostener un objeto de plástico. Quizá en una forma menos sorpresiva, los que tenían las manos secas y no arrugadas debían utilizar menos fuerza que quienes las tenían mojadas, ya que al momento de agarrar el objeto era mucho más fácil y mejor.

Sin embargo, al sumergir las manos bajo el agua por varios minutos, hasta que estas llegaran al punto de arrugarse, la fuerza del agarre en los dos grupos disminuyó; pese a que las manos todavía estaban mojadas. Y los resultados fueron notorios.

Debido a las arrugas, se incrementó la fricción entre los dedos y el objeto de plástico. Lo que resulta particularmente interesante es que los dedos del ser humano sean tan sensibles a esta alteración en la fricción de la superficie y que utilicemos esta información para usar menos fuerza agarrando un objeto y de esta manera hacerlo de forma segura.

La piel se arruga para tener un mejor agarre, como un neumático

Los hallazgos de Davis son coincidentes con los de los demás investigadores, quienes han encontrado que las arrugas de los dedos nos permiten tener un mejor y más fácil agarre de los objetos mientras están mojados. Varios científicos han indicado que las arrugas de los dedos podrían actuar como una especie de veta en neumáticos.

Los canales que producen las arrugas permiten escurrir el agua, aislándola del centro de contacto entre el objeto y los dedos. Lo que quiere decir que las Arrugas en los dedos quizá en el pasado tuvieron un momento de evolución en algún punto de nuestra historia para ayudarnos en las superficies mojadas.

El científico evolutivo de la Universidad de Newcastle, Tom Smulders; dijo que aparenta ser una ayuda para nuestro agarre bajo el agua, y que asume que se relaciona con la locomoción en situaciones muy húmedas; o para tener un mejor agarre potencial de los objetos en condiciones húmedas.

Esto pudo haberle dado una ventaja a nuestros antepasados cuando tenía la necesidad de caminar sobre ríos rocosos o al agarrar ramas. De una forma alternativa, nos pudo haber ayudado a atrapar con las manos alimentos como los peces.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil