¿Quién es Tetsuya Yamagami, «ciudadano-guerrero» que mató a Abe. El viaje en tren y el arma rudimentaria

¿Quién es Tetsuya Yamagami, el presunto asesino del ministro japonés Abe?

Las primeras imágenes llegadas desde Japón muestran que el hombre de 41 años, ex soldado, tenía una especie de «bandolera» negra: serían dos varillas unidas y envueltas con cinta aislante negra.

Un antiguo militar, un arma rudimentaria, un objetivo de alto nivel. El ataque contra el ex primer ministro japonés Shinzo Abe, fallecido hoy a los 67 años, se cerró en este triángulo. A la espera de que los investigadores reconstruyan la trama de un suceso traumático de impacto global.

El responsable del atentado es Tetsuya Yamagami, de 41 años, sirvió en la infantería de marina de 2002 a 2005, y vivía en la misma ciudad – Nara – donde se produjo el atentado. Una vez detenido, afirmó que no actuó por un motivo ideológico, sino porque odiaba a la organización a la que pertenecía el prestigioso personaje. Un detalle sobre el que los investigadores han mantenido la confidencialidad, absteniéndose de nombrarlo. Afirmaciones que, obviamente, tendrán que ser verificadas y filtradas.

Si la versión dada por Yagamani es cierta, podríamos estar ante un individuo en guerra con la sociedad y el mundo, el ciudadano-guerrero, un perfil cada vez más común en muchas sociedades. Y que se organiza para lanzar su desafío con los medios que dispone, incluso rústicos.

Pocos medios para su malicioso propósito

El terrorista utilizó un arma tosca. Las imágenes muestran que el hombre de 41 años tenía un objeto en el hombro: dos tubos unidos y envueltos con cinta negra, y luego un mango. Una especie de «escopeta de doble cañón» que el asaltante puede haber intentado camuflar de alguna manera o que estaba previamente dentro de una mochila.

El registro de la casa del hombre condujo al descubrimiento de explosivos y de un segundo rifle rudimentario compuesto por una pieza de madera , nueve cañones y cables eléctricos. Algunos de estos componentes aparecen en vídeos en la web en los que se ofrece información detallada sobre cómo transformar tubos sencillos y material fácilmente disponible en armas. Lo entenderemos mejor cuando tengamos más detalles, sin embargo, es concebible que el hombre estudiara cuidadosamente el plan: pensó en el modus operandi, afinó la «herramienta», quizás siguió al objetivo en otras ocasiones.

Entonces ideó el truco para acercarse lo más posible al político y tomar por sorpresa al servicio de seguridad. Y, por desgracia, consiguió su propósito, demostrando un acto de terror de bajo coste pero de gran impacto. Por cierto, de un primer examen de la grabación parece evidente que los agentes de servicio habían dejado un círculo demasiado amplio alrededor de Abe: después del primer disparo, el ex primer ministro se da la vuelta y es alcanzado por el segundo disparo.

El atacante, explicó la policía, había llegado en tren al lugar donde el ex premier daba el discurso, sin especificar cuánto tiempo llevaba allí. Las imágenes tomadas en el lugar de los hechos muestran al hombre con su polo gris en varios lugares , en uno de ellos incluso se le ve de espaldas a Abe. Yamagami habría dado una explicación poco clara de los motivos de su acto: «Estaba resentido con una organización concreta y el ex primer ministro estaba relacionado con ella», habría dicho el asesino. No se especificó de qué organización se trataba y la policía no quiso hacer comentarios por el momento.

Armas de fabricación casera en el mundo

Existe una larga tradición de armas de bricolaje utilizadas por las guerrillas, pero también por los militantes y las bandas callejeras. A veces, simples tubos con muelle y percutor, en otras situaciones algo más sofisticado. En 2019, en el ataque a la sinagoga de Halle (Alemania), un neonazi utilizó una ametralladora y una escopeta de fabricación propia. Los insurgentes birmanos han desarrollado otros diferentes, al igual que los grupos criminales que operan en las favelas brasileñas.

En los territorios palestinos, en decenas de episodios, ha aparecido «Charles», una ametralladora casera que lleva el nombre del sueco Karl Gustav. También es famoso el asunto de Philip Luty, un ultraderechista británico que se especializó en el diseño de estas rudimentarias armas de fuego y que se convirtió en fuente de inspiración para los elementos que fueron a la huelga.

Algunos, aunque rudimentarios, han hecho daño. La calidad de las piezas varía, obviamente, según la zona geográfica. Son famosas las producciones en las zonas fronterizas entre Afganistán y Pakistán, pero no hay que subestimar las iniciativas de los particulares y cada vez hay más miedo al uso de las impresoras 3D.

En Japón es extremadamente complejo obtener un arma de fuego. El Guardián ha reconstruido el procedimiento necesario, trece pasos en total: primero, los potenciales propietarios de armas de fuego tienen que registrarse en un club de caza o tiro al blanco, luego pasar un examen escrito y someterse a un examen mental y a una comprobación de antecedentes penales.

Después tienen que asistir a un día de lecciones sobre cómo usar y guardar un arma de forma segura. A continuación, el futuro propietario se somete a las preguntas de la policía, que comprueba su situación laboral, su situación económica y sus posibles antecedentes familiares . Una vez superados estos pasos, antes de comprar el arma tienen que dotarse de una caja fuerte, que es inspeccionada por la policía. En 2013, el año con mayor número de delitos relacionados con armas de fuego, sucedieron 40 en total.

Compartir noticia: