Icono del sitio Noticias.info

Alerta en Internet por proyecto de reforma de ley contra el doxing en Hong Kong

reforma de ley contra el doxing en Hong Kong

proyecto de reforma de ley contra el Doxing en favor de sus ciudadanos

Grandes empresas de la Internet como Google, Apple y Facebook, se encuentran en alerta debido al proyecto de reforma de ley contra el doxing, que discute actualmente el gobierno de Hong Kong.

Hong Kong lleva a cabo proyecto de reforma de ley contra el Doxing en favor de sus ciudadanos

El gobierno de Hong Kong elabora el proyecto de reforma de ley contra el doxing, para proteger la privacidad de sus ciudadanos. Tal proyecto pone en alerta a las grandes corporaciones tecnológicas como Apple, Facebook y Google.

Según la empresa rusa de seguridad informática Kaspersky Lab, “el doxing consiste en exponer información de identidad de las personas (como sus nombres reales, lugar de trabajo, dirección de habitación o datos financieros) en Internet, para luego divulgarla públicamente sin la autorización de la víctima”.

El gobierno de Hong Kong advierte que el doxing se ha extendido en su territorio, desde que se dieron las protestas masivas del año 2019, y que se debe frenar para poder proteger la información personal de sus ciudadanos.

Para lograr este objetivo, están planeando llevar a cabo la reforma de la ley de protección de datos. Pero la AIC (Coalición de Internet de Asia), un consorcio de compañías de tecnología como Apple, Facebook, Twitter y Google, y que tiene su sede en Singapur. Ha mostrado preocupación, porque considera que los cambios a la ley la harán “muy amplia”.

¿Qué es la ley de privacidad de datos o ley contra el doxing?

En el pasado mes de mayo, las autoridades de Hong Kong anunciaron planes para hacer cambios en la ley de privacidad de datos, luego de que, según el mismo gobierno, el doxing fuera de amplia utilidad en las protestas prodemocracia ocurridas durante el año 2019.

El doxing, según el gobierno, se utilizó para lograr hacer públicos los nombres de los policías que ejecutaron la represión en las protestas; y de funcionarios del sistema judicial involucrados en las acciones legales que se hicieron contra los activistas.

Una vez aprobados los cambios a esta ley, permitiría perseguir el doxing y daría al gobierno el poder de obligar a las compañías de sitios web y redes sociales la eliminación de información personal en sus plataformas.

En 1997, lo que era la colonia británica de Hong Kong; fue regresada al gobierno chino y es en la actualidad, junto a Macao, una de las dos zonas administrativas especiales que se encuentran en la República Popular China.

Sin embargo, los activistas prodemocracia, alegan que Pekin está erosionando sus libertades, justamente a raíz de una ley de seguridad nacional muy controvertida; que fue introducida el año pasado. Acusaciones que China niega por completo.

Posibles consecuencias de la nueva ley para empleados de las empresas agrupadas en la AIC

El pasado lunes, se hizo público el contenido de una carta (con fecha del 25 de junio) dirigida por la AIC, a la Oficina del Comisionado de Privacidad de Datos Personales de Hong Kong.

En la mencionada carta, la coalición expresaba su preocupación por los empleados de las compañías que la integran; debido que, al aprobarse la nueva ley, estos pudieran enfrentar multas y hasta pudieran ser encarcelados.

En el proyecto de reforma de ley de privacidad de datos, se contemplan multas de hasta unos US$130.000 y hasta 5 años de prisión; para quienes se atrevan a revelar datos de ciudadanos sin su autorización, datos que puedan ser utilizados para amenazar o para intimidar a las personas.

En la carta de la AIC, se lee que: “El personal empleado en las plataformas que trabaja en el territorio de Hong Kong, no son responsables de las operaciones de dichas plataformas. Tampoco tienen derecho de acceso o de control para poder administrar los contenidos”.

Continúa el escrito diciendo: “La única manera de evitar que las empresas tecnológicas sean sancionadas, sería la abstención de invertir y brindar sus servicios en Hong Kong, lo que significaría desproveer a las empresas y a los consumidores de Hong Kong, mientras (las autoridades de Hong Kong) crea otras barreras al comercio”.

La AIC aclaró que, la carta no hace referencia a ninguna compañía en particular; y que ninguno de sus miembros tiene planes de irse de Hong Kong.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil