Llamadas dramáticas y discusiones acaloradas en el juicio de Epic Games contra Apple

Este viernes una juez de EEUU, emitió un fallo en la demanda antimonopolio del creador del videojuego Fortnite; el desarrollador Epic Games contra Apple y su App Store. Y con el cual se eliminan algunas de las restricciones del fabricante de iPhone sobre la forma que tienen los desarrolladores de software para cobrar pagos en las aplicaciones.

Juicio de demanda de Epic Games contra Apple

El fallo del sonado caso de la demanda de Epic Games contra Apple; el cual se produce luego de un juicio de 3 semanas en el pasado mes de mayo. Llevado por la jueza Yvonne González Rogers del Tribunal de Distrito de EE. UU, para el Distrito Norte del estado de California.

Seguidamente se muestran solo algunos aspectos del sonado caso:

El CEO de Epic Games, Sweeney, afirmó que Apple tiene el “control total«

Recordemos que Tim Sweeney acusó a la compañía Apple de ejercer un «control total» sobre todos los programas en iOS cuando testificó en el pasado mes de mayo. En ese momento Sweeney aceptó que estaba consciente de que encontraba rompiendo las normas de la App Store de Apple; al imponer un mecanismo de pago propio en la app de Epic Games en el juego Fortnite

En ese entonces, Apple respondió que la compañía solamente estaba tratando de proteger la privacidad y la seguridad de sus casi mil millones de usuarios de los equipos iPhone.

Los expertos argumentaron

Por su parte, los expertos argumentaron que los consumidores de iPhone de Apple han sido tan leales que el equipo es un mercado de una sola marca. 

En este sentido, Apple argumentó por mucho tiempo que es solo un actor minoritario en los prósperos mercados. Sin embargo, una decisión de en su contra podría presentar implicaciones de gran impacto para su negocio. 

La desproporción en los beneficios dio pie a la demanda de Epic Games contra Apple

La empresa Apple percibió por lo menos 100 millones de dólares, y hasta más, con la aplicación Fortnite en solo 2 años. Con lo que se pudo demostrar lo lucrativo que puede llegar ser el modelo de la App Store para la compañía Apple.

Por su parte, la juez González Rogers cuestionó a Tim Cook, presidente ejecutivo de la empresa Apple. Llegando a presionarlo para que aceptara reconocer que los desarrolladores de juegos realmente proporcionan la mayor parte de los ingresos de la App Store. Y que, además, ayudan a subsidiar otras apps en la tienda virtual de Apple, las cuales no pagan comisiones. 

En este sentido, Epic Games le ha solicitado a la juez que ordene a la empresa Apple que deje que los usuarios puedan instalar software de terceros en sus equipos iPhones; además que flexibilice sus políticas de pago dentro de la app.

El imperturbable Cook

La empresa Apple guardó a Cook para que le sirviera de testigo final estrella. Sin embargo, luego la juez González Rogers le interrogó de manera tan fuerte que logró desequilibrarlo; a él, al habitualmente imperturbable Cook.

Tanto así que, cuando la juez González Rogers citó a una encuesta que demostró que el 39% de los desarrolladores de software no se sienten satisfechos con los servicios de distribución de apps de la empresa Apple.

A lo que Cook respondió con:  «le damos la vuelta al lugar» para dar respuestas al descontento de los desarrolladores. Sin embargo, luego tuvo que admitir que él no recibe periódicamente informes acerca de cómo se sienten los desarrolladores al trabajar con su compañía.

Los gamers se hicieron sentir

Por otro lado, en un esfuerzo por lograr que el juicio fuese accesible para el público y para los medios; la juez González Rogers ordenó instalar líneas de teléfonos para solo audio, a las cuales los dos grupos podían llamar.

Sin embargo. el esfuerzo fue obstaculizado por la obsoleta tecnología con que cuentan las cortes federales que manejan fondos insuficientes.

En el desarrollo del juicio, las mascarillas y el plexiglás exigido por las medidas de bioseguridad del coronavirus; lograron que algunos testigos, incluyendo a Sweeney, se oyeran casi ininteligibles a través de las líneas telefónicas.

Tanto así que, en el primer día del juicio, cuando los trabajadores de la corte, se encontraban batallando para que las líneas telefónicas funcionaran. Inadvertidamente se dejaron las líneas públicas abiertas, revelándose unas disonantes charlas de los fans de Fortnite; que habían marcado al número de la corte; que incluían un lenguaje inapropiado y algunos comentarios como:  «si la compañía Apple gana, ¡hay que destruir todos sus dispositivos!«.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil