Científicos afirman que el agua de lluvia ya no es potable en ninguna parte del mundo

De acuerdo con una investigación publicada por la revista científica “Environmental Science & Technology, el agua de lluvia está contaminada por PFAS (sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas) en todo el mundo.

El agua de lluvia no es potable ni siquiera en la meseta del Tíbet

En la actualidad el agua de lluvia no es potable ni siquiera en la Antártida o en la meseta del Tíbet, por nombrar algunos de los lugares más remotos del planeta. De esta manera fue anunciado por un grupo de científicos de la Universidad de Estocolmo y de la ETH Zúrich en una publicación realizada en la revista “Environmental Science & Technology”.

De acuerdo con la investigación, el agua de lluvia se encuentra contaminada por sustancias conocidas como PFAS.

Las sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas son un grupo de agentes químicos fabricados y empleados durante varias décadas en muchas industrias que no se degradan. Las PFAS van acumulándose con el paso del tiempo y sus efectos son perjudiciales para la salud de las personas. Así lo explicó la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Por lo cual a estas sustancias se les reconoce también como productos químicos para siempre.

Se conoce que las PFAS están propagadas por todo el mundo a través de la atmósfera y, por consiguiente, se pueden hallar en el agua de lluvia y en la nieve también.

En los últimos diez años los niveles de ciertas PFAS no están disminuyendo

El equipo de científicos logró llevar a cabo el análisis de PFAS presentes en la atmósfera en la última década concretamente. Lo que arrojó como resultado que los niveles de varias de estas sustancias no están disminuyendo de manera notable; a pesar de que 3M, su principal fabricante, las eliminó gradualmente hace alrededor de 20 años atrás.

Desde entonces, también, se ha conocido más información acerca de la peligrosidad de estas sustancias químicas. Unos descubrimientos que han conllevado a minimizar de manera considerable los valores de referencia aceptables para PFAS en los suelos, en aguas superficiales y en el agua potable.

El autor principal del estudio, Ian Cousins; dijo que, por ejemplo, el ácido perfluorooctanoico (PFOA), capaz de provocar cáncer, ha disminuido 37,5 millones de veces en los Estados Unidos.

Sustancias presentes en el agua de lluvia que pueden causar cáncer, infertilidad y problemas de aprendizaje

Las denominadas PFAS se han vinculado con una gran gama de daños graves para la salud de la gente; donde se incluye el cáncer, los problemas de conducta y de aprendizaje en los niños. Además de la infertilidad y las complicaciones del embarazo, problemas del sistema inmunitario y el aumento del colesterol.

Se conoce que estos agentes químicos son altamente persistentes, aunque su presencia sostenida en la atmósfera también es causada debido a sus propiedades y a sus procesos naturales que los reciclan de manera constante de regreso a la atmósfera desde la superficie.

Un importante proceso de ciclo natural es el transporte del agua de los océanos al aire marino a través de aerosoles marinos; lo que representa otra área de estudio activa para el equipo de científicos de la Universidad de Estocolmo en Suecia.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil