Icono del sitio Noticias.info

La arremetida de la variante Delta podría interferir en la estrategia “cero covid” de China

China implementa estrategia de cero covid

Estrategia "cero covid” en China

La amenazante variante Delta podría llegar a interferir en los planes de control sanitario de China, haciendo que su estrategia de cero covid se complique.

Según investigaciones, durante el vuelo de Air China CA910 el pasado 10 de julio, se detectó que uno de los tripulantes que viajaba desde Moscú, Rusia, estaba infectado con la variante Delta de covid-19.

El personal del aeropuerto al darse cuenta de la situación se dirigió a recoger la basura que la persona había dejado como medida de bioseguridad. Sin embargo, cuando el personal salió de la nave, ya traía consigo el virus; razón por la cual comenzó un nuevo brote más amplio desde lo ocurrido en Wuhan.

Con la temporada de viajes de verano los casos de infección por la variante Delta han incrementado; pues de acuerdo con las autoridades chinas, en las últimas semanas se ha detectado que en al menos 16 provincias y municipios del país asiático ya hay habitantes contagiados con el virus. Muchos de ellos relacionados con Nanjing, que fue la ciudad donde aterrizó el vuelo comercial antes mencionado.

A pesar de que los casos registrados no son una cifra alta, los habitantes están desconcertados al desconocer si el virus ha llegado a las principales ciudades como Shanghái y Pekín; pues de ser así las probabilidades de contraer este nuevo virus en la población serían alarmantes.

¿Qué medidas ha tomado China para mantener su estrategia “cero covid”?

Las autoridades del gigante asiático han decidido recurrir a métodos antes usados; ya que han sometido a millones de personas a tests para determinar si existen contagios de la nueva sepa o no.

Aunado a esto, las ciudades han regresado a la cuarentena, restringiendo a los sistemas de transporte en las zonas más pobladas del país.

Este tipo de mecanismos no solo se ha implementado en China, sino también en países como Nueva Zelanda, Australia y Singapur, poniendo en práctica lo que llaman “estrategia de eliminación”.

Sin embargo, los expertos hasta el momento no han podido asegurar que tal método sea capaz de controlar la propagación del virus; puesto que la velocidad con la que se transmite la variante Delta es impactante.

Descuido en los mecanismos de bioseguridad

Especialistas han indicado que el hecho de que las autoridades chinas les hayan dado flexibilidades a los ciudadanos, han sido “señales de bajar la guardia”; pues antes de lo ocurrido en la ciudad de Nanjing, hubo una serie de brotes mucho más pequeños en lugares como Guangdong y las fronteras con Rusia y Myanmar.

Asimismo, el uso de mascarillas ya se había vuelto una actividad menos común, mientras que las aglomeraciones de gente comenzaban a presentarse con mayor frecuencia.

Entre las actividades masivas destacó una presentación teatral que se llevó a cabo en Zhangjiajie, provincia de Hunan; donde asistieron alrededor de 2 mil personas. Evento que fue identificado como “superpropagador” dentro del reciente brote.

Por su parte, las autoridades estadales señalaron que en el aeropuerto de Nanjing se puede notar “evidentes vacíos”, luego del suceso. Aunque, los oficiales tienen la creencia de que el personal escogido para limpiar el avión no siguió al pie de la letra los protocolos de protección y bioseguridad; y que además admitieron que el avión había sido autorizado para aterrizar pese a que se le había prohibido volar en varias oportunidades por el hecho de transportar pasajeros con coronavirus.

Acorde con las declaraciones del virólogo de la Universidad de Hong Kong, Jin Dongyan, “los cambios tan radicales de pasar un sistema flexible a un estricto bloqueo, es un problema muy común en el mandato chino, puesto que su estilo tiende a ser muy extremo”. Pero este cambio de medidas tan repentina no necesariamente garantiza el control de la propagación del virus.

¿Qué tan efectivas están siendo las vacunas en el plan “cero covid”?

Recientemente las autoridades revelaron que muchos de los primeros casos de contagios contraídos en Nanjing, pertenecían a ciudadanos que estaban completamente vacunados. Razón por la cual las personas comenzaron a cuestionarse sobre la efectividad de las vacunas chinas.

Fue por este hecho que las autoridades de sanidad tomaron la importante decisión de ofrecer garantías al público, considerando la aplicación de vacunas de refuerzo.

Asimismo, el integrante del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, Shao Yiming, aseguró que, “a pesar de que no existiese ninguna vacuna capaz de prevenir la infección por covid; en la actualidad si que pueden controlar todas las variantes de la sepa”.

Hasta el momento China ha logrado proporcionar un total de 1.700 millones de dosis de la vacuna. Pero no han revelado el número de personas que están completamente vacunadas contra el amenazante virus.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil