FINAL EUROLIGA: ¡El Maccabi de Tel Aviv volvió a conseguirlo!

Resumen

El Maccabi se convirtió en el primer equipo en ganar consecutivamente el título de la Euroliga desde 1991 al derrotar al Tau Cerámica por 90 a 78 en la final de la Euroliga celebrada la noche del domingo en el Olympiyski Arena, abarrotado con 13500 espectadores. Sarunas Jasikevicius fue el mejor de los vencedores en otra actuación imborrable: 22 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, marca que le concedió la nominación como MVP de la final. Maceo Bastón sumó 18 puntos con 8 de 12 en tiros de campo, mientras que Nestoras Kommaros se convirtió en un elemento clave con 13 puntos saliendo del banquillo.

Nikola Vujcic también sumó 13 y 6 asistencias mientras que Anthony Parker finalizaba con 12 para los bi-campeones. Luis Scola lideró al Tau con 21 puntos y 8 rebotes, José Manuel Calderón firmó 16 mientras que Arvydas Macijausjas y Travis Hanesn anotaban 13 cada uno. El Maccabi jugó una gran primera mitad en la cual Kommatos se convirtió en inesperado protagonista. Anotó sus 13 puntos antes del descanso con Baston y Jasikevicius también ya en dobles dígitos en anotación. Scola, Calderon y Hansen propiciaron la remontada, permitiendo al Tau recortar la diferencia hasta un 62-60 en los minutos finales del tercer cuarto.

Todo se decidió en los cinco minutos finales de en los cuales Baston, y sobre todo un extraordinario Jasikevicius llevaron a su equipo a registrar un parcial de 7-0 en los momentos claves que certificaron una victoria que permitieron a los más de 5000 aficionados del Maccabi celebrar el cuarto título continental de su escuadra. El Maccabi ya había levantado el trofeo de la Euroliga en 1977 y 1981 antes de hacerlo el año pasado en Tel-Aviv.  

Primer Cuarto

Vujcic abrió fuego con una canasta en el poste bajo que Scola imitó antes de que Macijauskas diera al Tau el primer liderato, 2-5, con una jugada de dos más uno. Vujcic asistió a Baston en la pintura para una fácil canasta, mientras que en defensa el Maccabi buscaba continuamente situaciones de dos contra uno. Jasikevicius puso a los suyos al mando, 6-5, forzando una falta y anotando los dos tiros libres.

Posteriormente añadió un robo que permitió a Burstein clavar un gran triple, mientras que el Tau había entrado en bonus en menos de 3 minutos. La buena circulación de balón permitió a Jasikevicius anotar un triple completamente sólo en el ala que forzó el primer tiempo muerto del Tau con 12 a 5 en el marcador. Calderon hubo de sentarse por culpa de sus dos faltas, pero el Tau por fin mejoraba la defensa. Travis Hansen penetró para una canasta de fuerza, pero Vujcic le respondía con un mate la zona contraria.

El Maccabi seguía ejecutando su habitual juego de transición e incluso cuando Scola anotó por partida doble en la pintura, Parker se encargó de poner a su equipo 16-11 con un lanzamiento en suspensión. Macijauskas estaba desaparecido hasta ese momento, pero Vujcic encontró a Baston, quien convirtió una bandeja en una jugada de dos más uno. Jasikevicius anotó su tiro en suspensión «marca de la casa» para disparar la diferencia a los diez puntos, 21-11, después de un parcial de 7-0. Kornel David trató de cambiar las cosas con dos puntos bajo el aro, pero Nestoras Kommatos apareció en ese momento para anotar un triple que dejaba el partido donde lo querían los macabeos: 24-13 después de 8 minutos. Un vuelo de Baston, que firmaba un sensacional mate, situaba la ventaja en 26-15 al final del primer periodo.  

Segundo Cuarto

El Tau comenzó el segundo con Calderon y Pablo Prigioni juntos en pista, en un intento de construir un ataque más controlado, mientras que Baston tenía que ser sentado debido a sus dos faltas personales. Kommatos le reemplazó e inmediatamente comenzó a producir. Una canasta suya, seguida de otra de Vujcic a pase de Parker dejaba el partido en 14 puntos de diferencia para el Maccabi, 30-16. Sin Hansen ni Macijauskas en pista, el Tau encontraba muchos problemas para anotar, aunque Scola apareció con una canasta en la pintura para dejar el resultado en 30-20. Kommatos tuvo su mejor momento, sin embargo, con dos triples consecutivos, uno desde cada esquina, que daban al Maccabi su ventaja más importante, 36-20.

Calderon intentó mantener al Tau dentro del choque con una poderosa bandeja que precedieron a dos tiros libres de Vidal, pero el Maccabi estaba imparable desde el exterior, con Burstein anotando el sexto triple de su equipo en otros tantos intentos. El Maccabi ya había entrado en problemas de faltas, sin embargo, y tenía a Baston, Sharp, Jasikevicius y Parker con dos cada uno, además de que Burstein ya sumaba tres en tan sólo 17 minutos. Macijauskas despertó por fin con 4 tiros libres que Splitter continuó con un mate que recortaba las diferencias a menos de diez, 39-31, después de un parcial de 0 a 7.

Jasikevicius se erigió en el líder de su equipo al anotar un triple y asistir a Baston para que éste anotara en contrataque y aumentara a 13 la ventaja, 44-31. Calderón, con un triple, mantuvo las esperanzas de los suyos, pero Bastón contestó inmediatamente con un mate para la galería. Hansen clavó otro triple para el Tau antes de que Kommatos finalizara la primera mitad con dos tiros libres que dejaban el marcador en 50-39.  

Tercer Cuarto

Hansen intentó devolver la vida al Tau con una suspensión a media distancia en los comienzos del tercer periodo, y Calderón añadió un gran triple que acercó a su equipo 52-44. El Tau perdió la oportunidad de recortar su déficit después de que Hansen y Scola cometieran una pérdida de balón en una oportunidad de contrataque. Justo después, Burstein anotaba sobre la bocina de posesión con un tiro a cuatro metros que puso un 54-44 en el luminoso. Scola anotó un medio gancho en la pintura, pero Jasikevicius asistió a Vujcic para que el croata respondiera al argentino.

El Tau no pudo anotar durante dos minutos hasta que Macijauskas sumó un tiro libre. Parker, que estaba con problemas en ataque, encontró el camino al aro con una penetración que Calderón imitaba en el otro lado de la pista. Hansen clavó otro triple que dejaba las cosas en un 59-52. Jasikevicius acudió al rescate con tres tiros libres, pero el Maccabi aún seguía con serios problemas de faltas.

Burstein descansaba con 4 mientras que Jasikevicius, Kommatos y Baston tenían tres cada uno, suficiente para que el Maccabi pidiera un tiempo muerto. Hansen surgió con un gran triple y Macijauskas añadió tiros libres para poner al Tau a una distancia peligrosa, 62-59. El Maccabi no era capaz de encontrar espacios abiertos en ese momento, mientras que Splitter culminaba un parcial de 0-8 con un tiro libre que dejaba al Tau aún más cerca, 62-60. El Maccabi tardo tres minutos en volver a anotar hasta que Jasikevicius, ¿quién si no?, mantuviera vivo a los suyos con un gran triple que permitía al Maccabi mantener un pequeño margen, 65 a 62, después de 30 minutos.  

Ultimo Cuarto

El lituano se mantuvo al rojo en el comienzo del cuarto periodo con una suspensión que no tocó más que la red, mientras que el Maccabi mejoraba su defensa con todos los titulares excepto Parker en el parquet. Scola deparaba una de las jugadas de la noche con un salvaje mate, pero la conexión entre Vujcic y Baston seguía en funcionamiento y ponía el 69 a 62 en el marcador. Vujcic anotó en las cercanías del aro, pero Calderon hacía uso de su capacidad de salto en una poderosa bandeja.

Jasikevicius seguía leyendo el juego a la perfección, buscando a un inspirado Jasikevicius tan a menudo como le era posible. El croata forzó una falta y anotó uno de dos tiros libres, pero una vez más Jasikevicius tomó el mando con una canasta cercana que forzó el tiempo muerto del Tau con 74 a 66 en el marcador y 6 minutos por jugar. Parker volvía a la pista e inmediatamente anotaba dos tiros libres para subir la ventaja de su equipo a dobles dígitos, 76 a 66, poco antes de que Burstein fuera eliminado por personales. JAsikevicius no dejó margen a la duda sobre quién iba a ser el MVP de la final, manteniendo en todo momento un total control sobre el juego y haciendo jugar a su equipo largas posesiones para evitar problemas en los últimos tres minutos.

Una asistencia espectacular para un salvaje alley-opp de Baston que culminaba un parcial de siete a cero que sellaba la victoria para los suyos, 78-66, resultado que obligaba al Tau a protagonizar una remontada milagrosa. Macijauskas trató de encontrarla con 3 tiros libres de 4 intentos, pero ‘Saras’ y Parker estaban totalmente al mando, no permitiendo al Maccabi hacer ningún tiro precipitado y tratando de forzar tantas faltas como fuera posible. Una canasta cercana de Vujcic y dos tiros libres de Parker sellaban el resultado final. ¡El Olympiysky Arena, cubierto de Amarillo, celebraba de nuevo la victoria del Maccabi en la Euroliga! 

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil