PlayStation ha sido acusado de discriminación sexista por 8 mujeres

Luego de la denuncia por discriminación sexista de Emma Majo a la división californiana de Sony Interactive Entertainment en noviembre del año pasado; 8 trabajadoras de la empresa han decidido unirse en una demanda colectiva en apoyo a Emma.

Entre las ocho mujeres que se pronunciaron a la demanda se encuentran 7 extrabajadoras y una empleada actual; quienes han acusado a distintas divisiones de Sony en Estados Unidos por practicar un trato sexista en el trabajo.

¿Por qué surgió la demanda colectiva por discriminación sexista contra Sony?

La propuesta de demanda colectiva contra PlayStation inició en noviembre del 2021 cuando la exempleada de IT, Emma Majo denunció a la empresa en California; alegando haber sido víctima de discriminación de genero y haber sufrido de un despido injustificado; cosa que la compañía ha negado hasta el momento.

Por su parte, las 8 trabajadoras afirman que en la empresa se percibe la sensación de que las mujeres tienen mayor dificultad para poder ascender de puestos en la compañía en comparación con los hombres. En el caso de Marie Harrington, una empleada de Sony Online Entertainment que lleva 16 años trabajando para la compañía; asegura que en una reunión fueron considerados para promociones a 70 hombres y solo a 4 mujeres.

El argumento que dio el equipo directivo sobre esta situación fue que las responsabilidades familiares no limitaban a los hombres para optar por ascensos en su trabajo, mientras que a las mujeres sí; haciendo de esto un problema que les impedía crecer en el ámbito laboral.

En este sentido, algunas de las empleadas afectadas afirmaron haber sufrido de insinuaciones sexuales y comentarios denigrantes; además de una falta de interés general hacia su trabajo e ideas y una evidente desigualdad en relación a las distribuciones por género de empleados.

Como parte de los testimonios, Kara Johnson, una extrabajadora que dejó la empresa en enero dijo que “Sony no se encuentra preparado para abordar los entornos tóxicos de manera correcta”. Johnson decidió retirarse de la compañía cuando compartió un documento con sus compañeras; en el que informaba de todos los intentos que había hecho por notificar a sus superiores sobre la discriminación sexista y discriminación contra las mujeres embarazadas que estaba ocurriendo; así como la incapacidad del responsable de recursos humanos para actuar ante el hecho.   

Sony sostiene que no existen procedimientos de discriminación de género en la empresa

Cuando Majo demandó a la compañía a finales del año pasado alegó lo siguiente; “Sony admite y promueve un ambiente de trabajo en el que se discrimina a las trabajadoras que están sujetas a un trato de desigualdad en cuestiones de salarios y oportunidades laborales”. Razón por la cual Majo exigió una «indemnización compensatoria general» para todas las empleadas y exempleadas que son o hayan sido víctimas de tal situación.

En respuesta a esto, la compañía negó la situación afirmando que Majo no había sido capaz de identificar una sola práctica o política de PlayStation que haya servido de base para la discriminación intencionada sobre las mujeres.

Cabe mencionar que, la solicitud para ampliar la demanda a una demanda colectiva no será tomada por los tribunales hasta abril del presente año.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil