Inicio » Consejos para comprar un coche de segunda mano

Consejos para comprar un coche de segunda mano

El mercado de coches de segunda mano está en auge. Entre otros motivos porque muchos usuarios no pueden afrontar el gasto de un vehículo nuevo o simplemente prefieren ahorrarse una buena cantidad de dinero adquiriendo un vehículo de segunda mano que le ofrezca buenas prestaciones.

Sea cual sea el motivo, a continuación, se van a presentar algunos consejos muy interesantes a tener en cuenta a la hora de comprar un vehículo usado.

Cuando uno toma la decisión de comprar un coche de segunda mano, no son pocas las dudas que pueden surgir. Muchos consumidores se preguntan si realmente se está haciendo una buena compra, si están pagando un precio justo en relación al estado en que se encuentra el vehículo o directamente, si el vehículo presenta un fallo que no han detectado y dará la cara más adelante.

En este artículo, se ofrecen los mejores consejos del concesionario de coches de segunda mano en Murcia de Grupo M Gallego, expertos del sector, para que la compra tenga suficientes garantías de acierto.

Buscar el coche que realmente se necesita

Un coche, más allá de modas y tendencias, de diseños espectaculares, debe ser práctico para el día a día. Por este motivo, antes de lanzarse a buscar coches, hay que definir claramente las necesidades particulares o profesionales que debe cumplir, y ceñirse solo a los modelos que reúnan los requisitos. En este sentido, se puede recibir el mejor asesoramiento de los expertos del motor, como concesionario de coches de segunda mano en Murcia de Grupo M Gallego mencionado con anterioridad.

Ceñirse a un presupuesto

Es importante marcarse un presupuesto realista en relación al coche que se necesita y el que la economía puede permitirse. Dentro de esa cantidad de dinero, no hay que quedarse nunca con la primera opción, sino realizar una buena búsqueda.

Además, a ser posible, no hay qué centrarse en marcas o modelos concretos, pues seguro que hay muchos que cumplen las expectativas. Cuanto mayor sea la ratio de búsqueda, aumentarán las probabilidades de encontrar uno con una buena relación calidad precio y cumpla con las necesidades a cubrir.

Comprobar el estado del vehículo

Lo mejor para no errar en este sentido, es no llevar a cabo la compra entre particulares, si no buscar un concesionario que avale el estado en que se encuentre en vehículo. De este modo, se ahorran muchos quebraderos de cabeza y, además, se tendrá de un plazo de garantía, tal y como ampara la ley.

El concesionario se encargará personalmente de evaluar el estado general del coche, tanto de mecánica como de su parte estética, y se asegurará de hacer las reparaciones pertinentes para que el comprador se lleve un vehículo listo para rodar, sin incidencias.

En caso de que la transacción se realice entre particulares, no solo no se contará con la garantía que ofrecen los concesionarios de segunda mano, si no que se deberá llevar a un mecánico para que compruebe su estado, con el gasto que conlleva. Además, este desembolso habrá sido en vano si al final no se elige ese coche, y habrá que volver a efectuarlo por cada vehículo que interese.

Probar el coche

Cada conductor es un mundo, al igual que cada vehículo, por eso es una buena idea probar el coche siempre antes de la compra. Así se sabrá de primera mano la comodidad que ofrece, cómo se comporta en la carretera, en adelantamientos, si se le escucha algún ruido, cómo frena… además, no se debe dudar en probar cualquier funcionalidad que se crea conveniente.

Es un buen momento para hacer todas las preguntas que se crean necesarias y llegar a acuerdos antes de la compra si no se está conforme con algo en concreto. Se puede buscar una reducción de precio o que el propio concesionario solucione ese aspecto con el que no se está satisfecho.

Pedir informe a la DGT

Como ya se ha comentado con anterioridad, si no se quieren tener problemas con el papeleo, lo mejor es optar por un concesionario de coches de segunda mano que lo hará todo por sus clientes. No obstante, si se opta por llevar a cabo una compra venta entre particulares, hay que pedir un informe a la DGT.

El informe de la DGT permite conocer múltiples datos oficiales del vehículo, como el historial de mantenimiento en taller, el número de propietarios, el kilometraje, si tiene todos los papeles en regla o si hay algún impedimento legal que prohíba su venta o cambio de titularidad, como un embargo.

Estos son algunos consejos, pero si se quiere ampliar la información, basta con entrar en la web Actualidad Motor o recibir asesoramiento de los especialistas.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil