Muertes de niños indígenas desata quema de iglesias y derribo de estatuas en Canadá

Luego de conocerse que cientos de niños indígenas fueron encontrados sus tumbas en internados bajo la responsabilidad de la iglesia, provoco derribo de estatuas en Canadá. Centenares de niños de la comunidad indígena fueron enviados en su momento a estos internados pero la población actual descarga contra símbolos afectos a estos organismos. Más específicamente a los que datan de esa misma fecha en que los niños eran víctimas de asimilación forzosa y se les prohibía hablar su idioma nativo.

Derribo de estatuas en Canadá tras conocerse estos hechos

Estatua de la reina Victoria, reina que transitó entre los años 1850 y 1901 fue derribada por ciudadanos de Canadá. Estatua ubicada frente al Parlamento de Winnipeg, en el centro de Canadá en la provincia de Manitoba. Del mismo modo, otro derribo de estatuas fue el de la Reina Isabel II, quien es el monarca actual del Reino Unido.

A pesar que se llevaba una pacífica protesta la policía uso una pistola paralizante para detener a un sujeto. Estos hechos se llevaron a cabo en el marco del Día de Canadá pues este día se celebra la fundación del país en 1867. Cada 1 de julio se conmemora la unión de tres colonias de la Gran Bretaña para posteriormente fundar una confederación.

Cinco templos fueron quemados en varios lugares de Canadá

El descubrimiento de cientos de tumbas de niños aborígenes en alrededores de estos internados gestionados por la iglesia, derivo a la quema de iglesias. En la comunidad de Monriville se produjo alarma de fuego en la iglesia católica el pasado 1 de julio. Así mismo, en el occidente de Canadá cuatro iglesias más fueron incineradas por la misma comunidad indígena de esa zona.

La furia de varios incluso pidió que no se diera la conmemoración del día nacional por este descubrimiento que tiene en vilo a los canadienses. Por su parte, el gobierno de Gran Bretaña repudio el derribo de las estatuas en favor de la reina Isabel. Alrededor de 150.000 niños indígenas los separaron de sus familias de forma forzada vulnerando sus derechos humanos.

Este atroz acto forzoso se debió a un objetivo común, la asimilación en la sociedad durante los siglos XIX y XX. Hay informaciones que establecen que más de 6.000 niños murieron en estos internados de las pésimas condiciones pues no tenían las medidas sanitarias acorde ni calefacción. Varios municipios no tenían nada que celebrar y cancelaron las fiestas del día nacional y otras estatuas de personas de la época fueron dañadas.

Gobierno británico repudia el derribo de estatuas en Canadá

Un portavoz del gobierno británico dijo: “Obviamente condenamos cualquier daño a estatuas de la Reina. Nuestros pensamientos están con la comunidad aborigen de Canadá tras estos descubrimientos trágicos. Estamos siguiendo esto de cerca y nos mantenemos en contacto con el gobierno de Canadá sobre los temas relacionados con los indígenas”, señalo el portavoz.

Pese a que fueron cancelados los eventos conmemorativos, miles de personas en Winnipeg marcharon para honrar en las calles a los niños aborígenes. Tras la marcha mostraron gran apoyo a la comunidad indígena, mientras que en el poder legislativo de Manitoba manifestantes se hicieron presentes.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil