Amazon solicita permiso a Estados Unidos para instalar 4.500 satélites más para ofrecer servicio de Internet de banda ancha

La empresa tecnológica norteamericana Amazon, le está solicitando permiso a los reguladores de comunicaciones de Estados Unidos; para llevar a cabo un proyecto de Internet que requiere el despliegue de un adicional de 4.500 satélites. De esta manera la empresa podrá ofrecer servicio de Internet de banda ancha en zonas que carezcan de alta velocidad en cualquier parte del mundo.

Más satélites para brindar servicio de Internet de banda ancha en todo el mundo

El despliegue de los 4.500 satélites extras, forma parte del proyecto de Amazon para brindar servicio de Internet de banda ancha en cualquier parte del mundo donde no se alcancen altas velocidades.

Por su parte, la compañía Amazon ya había señalado anteriormente que pensaba invertir por lo menos 10 mil millones de dólares en la construcción de 3.236 satélites, por medio del Proyecto Kuiper. Sin embargo, el pasado jueves les pidió un permiso a la Comisión Federal de Comunicaciones, FCC; para poder llevar a cabo el despliegue de un total de 7.774 satélites para dicho programa.

El pasado lunes, la empresa pidió la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones para el lanzamiento y operación de 2 prototipos de satélites para finales del año 2022.

Internet de banda ancha para hospitales y agencias gubernamentales

Durante la presentación del proyecto, Amazon dijo que los satélites iban a servir a hospitales, empresas, hogares, agencias de gobiernos y a otras organizaciones a nivel mundial. E incluso, en zona geográficas donde no se cuente con un Internet de banda ancha confiable.

La compañía también señaló que, a pesar de que la conectividad ha mejorado notablemente en todo el mundo; solamente el 51 % de la población global y el 44 % de los habitantes de las naciones en vías de desarrollo están conectados.

Por su parte, el año pasado la FCC aprobó el programa del Proyecto Kuiper para el despliegue de satélites en la órbita baja de la Tierra; lo que permitirá hacerle competencia a la red Starlink que está siendo construida por la empresa de Elon Musk, SpaceX.

En este sentido, Amazon le ha hecho frente a Musk, cuando ha acusado al empresario de ignorar una serie de reglas establecidas por el gobierno.

Blue Origin, SpaceX y Boeing

Jeff Bezos, fundador de Amazon y Elon Musk son rivales en la industria del lanzamiento espacial particular. La compañía Blue Origin propiedad de Bezos; había protestado la decisión tomada por la NASA de darle un contrato por $ 2.9 mil millones para un módulo de aterrizaje lunar a SpaceX. Pero un tribunal rechazó la protesta de Bezos el pasado jueves.

Por su parte, la empresa SpaceX ya ha logrado desplegar hasta los momentos más de 1.700 satélites.

Hace pocos días, la Comisión Federal de Comunicaciones aprobó la solicitud de Boeing para el lanzamiento y operación de 147 satélites que buscan brindar acceso a Internet de banda ancha con alta velocidad.

Recordemos que Boeing le está solicitando aprobación a la FCC desde el 2017, para poder desplegar una serie de satélites de banda V; los cuales serán instalados mayormente en la órbita baja de la Tierra.

La compañía Boeing ha dicho esta semana que, imagina un futuro de muchas órbitas destinadas a las tecnologías de satélites. Y que, mientras aumente la demanda de las comunicaciones satelitales; se necesitará diversidad en las frecuencias y regímenes orbitales para poder satisfacer los requerimientos únicos de los clientes.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil