Murieron dos personas en el automóvil eléctrico de Nio que cayó de un tercer piso de un edificio

Nio, la empresa fabricante del automóvil eléctrico chino del accidente del 22 de junio; informó que dos personas perdieron la vida el pasado miércoles, cuando uno de sus vehículos cayó desde el tercer piso de un edificio propiedad de la compañía en la ciudad china de Shanghái.

Dos trabajadores estaban en el automóvil eléctrico chino cuando ocurrió el accidente

Las personas que murieron se encontraban dentro del automóvil eléctrico, una de ellas era un trabajador de Nio y la otra trabajaba en una compañía socia.

La compañía china confirmó que el accidente ocurrió el miércoles 22 de junio, cerca de las 5:20 pm hora de Shanghái; y que las personas que perdieron la vida se hallaban dentro del vehículo en el momento en que este cayó desde el tercer piso del edificio.

Además, la empresa Nio dijo que había comenzado una investigación inmediata acerca del accidente junto a funcionarios del gobierno chino.

El espacio del tercer piso desde donde cayó el vehículo se ha descrito de diferentes maneras, como una instalación de pruebas, una sala de exposición o un estacionamiento.

La empresa asegura que el accidente no fue provocado por el automóvil eléctrico

Por medio de un comunicado Nio declaro que, la empresa ha colaborado con el departamento de seguridad pública para comenzar una investigación que permita analizar la causa del accidente. Haciendo énfasis en el análisis de la situación en escena, se pudo confirmar previamente que se trató de un accidente, una situación que no fue causada por el vehículo.

También se lee en el comunicado de Nio que, en la empresa se sienten muy tristes por este accidente y que desean expresar sus más profundas condolencias a su colega y compañero de negocios que murieron a causa de ese accidente.

Y añadió la nota que, se ha conformado un equipo que ayudará a los familiares de las víctimas.

Un comentario que provocó reacciones en las redes sociales

Por otro lado, el mensaje inicial de la empresa del automóvil eléctrico involucrado en el accidente; en la plataforma social china Weibo generó más de 1.000 comentarios en solo media hora que duró, ya que después fue eliminado.

En la última parte del comunicado de Nio, que explicaba que el accidente no estuvo relacionado al automóvil como tal; hizo reaccionar a muchos usuarios que respondieron con enfado y rabia en las redes sociales.

Uno de los mensajes que subieron a la web decía que, esto es una muestra de la sangre fría del capitalismo.

Otro comentario decía que, “la última frase es tan indiferente”. Y que los trabajadores, que probaban el automóvil, vinieron a probar el vehículo, pero, ¿ustedes dicen que el accidente no tuvo ninguna relación con el auto?

Mientras que otro usuario respondió a Nio diciendo que, “debería ser el personal de la oficina de seguridad pública los que confirmen si se trató de un accidente o no”.

El automóvil eléctrico de Nio que cayó de un tercer piso de un edificio

La rectificación de Nio

Desde entonces, Nio ha publicado una versión revisada de la declaración, pero que aún se refiere al choque como un accidente; aunque ahora tiene un “no provocado por el automóvil” entre paréntesis, con la intención de restarle énfasis a esa parte la oración.

Ahora todos los mensajes relacionados con la publicación de la empresa fabricante de vehículos eléctricos chinos, tiene las siglas de que en paz descansen.

Este fabricante chino está en la punta de la iniciativa local del gigante asiático para dominar la industria de automóviles eléctricos. Nio ha apostado bastante por las baterías intercambiables en sus vehículos como una manera de superar las preocupaciones de los usuarios sobre la necesidad de cargar constantemente los autos.

Esta empresa china es competencia directa de Tesla, el fabricante de EEUU de automóviles eléctricos del famoso empresario Elon Musk; la cual cuenta con una fábrica en la ciudad china de Shanghái.

No solo en Nio, también se presentan problemas en Toyota

Esta no ha sido la mejor semana para la industria de vehículos eléctricos. Y es que solo a menos de un par de meses de haberse lanzado el modelo eléctrico bZ4X; Toyota, el poderoso de la industria automotriz tuvo que retirar 2.700 ejemplares en Canadá, Estados Unidos, Europa y Japón debido a las preocupaciones acerca de que sus neumáticos pueden desprenderse.

Se conoció por medio de un portavoz que, los pernos de las llantas del bZ4X pueden llegar a aflojarse tanto que los neumáticos de estos vehículos pueden desprenderse, después de usarlos unos pocos kilómetros.

El portavoz agregó que, si un neumático se desprende del auto mientras se conduce, podría perderse el control del automóvil, lo que aumentaría el peligro de ocurrir un choque. Nadie debería conducir estos vehículos hasta que se encuentre la solución a este problema.

Mientras que también el fabricante de vehículos Subaru, dijo que; por el mismo motivo iba a retirar del mercado unos 2.600 automóviles eléctricos que desarrolló con la empresa japonesa Toyota.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil