Aumenta el rechazo en Europa hacia la iniciativa de UE de considerar a la energía nuclear como energía verde

Países como España y Alemania desde sus gobiernos vienen criticando fuertemente la controvertida intención de la UE de declarar a la energía nuclear y al gas como energías verdes.

Gobiernos de Europa rechazan duramente el declarar la energía nuclear como verde

Ya no es solamente desde instancias conservacionistas, también desde varios gobiernos de países de Europa, como el España y el de Alemania; se viene dando un fuerte rechazo a la idea de considerar la energía nuclear como verde. La Comisión Europea (CE) se encuentra escuchando opiniones antes de que esta controvertida medida sea aprobada definitivamente.

Por su parte, España ha insistido en su rechazo hacia la propuesta de la CE; de incluir a la energía nuclear y a la producción por gas natural en la lista de clasificación de alternativas verdes en el marco comunitario. Lo que significaría “un paso atrás” y “una señal de error” para los mercados financieros.

España es fuerte defensora de la taxonomía verde

En este sentido, la vicepresidenta y titular del ministerio para la Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Señaló, en respuesta al borrador de propuesta de taxonomía verde de la CE; que “Independientemente de que puedan continuar realizándose inversiones en una u otra, se considera que no son energías sostenibles ni verdes”.

Asimismo, Ribera dijo que España se declara firme defensora de la taxonomía verde como respuesta clave para contar con referencias comunes que puedan ser utilizar por inversores para alcanzar la descarbonización de la economía y lograr la neutralidad climática proyectada para el año 2050.

También advirtió la ministra Ribera que, “No tiene sentido y transmite señales equivocadas para la transición energética de la UE como conjunto”.

Por otro lado, a través de un comunicado, el ministerio ha explicado que, España admite que tanto el gas natural como la energía nuclear juegan un importante papel en la transición; pero también está limitado en el tiempo. Por lo cual se deben tratar de manera separada y no como verdes; donde se encuentran otras energías determinantes para la descarbonización sin representar riesgo ni daño ambiental.

Lo que determina la consideración de “verde” a una actividad económica, tecnología o sector es su contribución importante a los principales objetivos ambientales de la UE; como mitigar el cambio climático, entre otras cosas, respetando siempre el principio de no provocar daño ambiental significativo, agrega el comunicado.

Alemania también se opone a que sea declarada verde la energía nuclear

Entre tanto, el gobierno de Alemania también ha venido criticando fuertemente la decisión de la CE. Tanto es así que Steffi Lemke, ministra de Medio Ambiente de Alemania; dijo que el país considera un absoluto error que la CE mantenga la intención de incluir la energía nuclear en la tabla de taxonomía verde de la UE.

Según Lemke, una forma de energía que por una parte puede conducir a catástrofes devastadoras en el ambiente, eventualmente provocado por un grave accidente en un reactor; y por otra parte, también deja enormes cantidades de residuos altamente radioactivos, entonces no puede ser considerada sostenible.

Agregó la ministra alemana que, ahora mismo se encuentran estudiando los criterios que han presentado la CE en el borrador y se pondrán de acuerdo al respecto dentro de su gobierno. Al mismo tiempo, Lemke clasificó de “extremadamente problemático” el hecho de que la CE decida renunciar a una consulta pública sobre un tema tan sensible como este.

Igualmente, la organización ambientalista y de protección al consumidor de Deutsche Umwelthilfe, DUH; también realizó fuertes críticas hacia la propuesta de conferirle estatus de actividad sostenible a proyectos fundamentados en el uso del gas natural y energía nuclear. Consideran que sería como permitir bajo una protección verde inversiones dañinas para el medio ambiente.

Una promesa electoral rota

De esta manera, DUH exigió a través de un comunicado a los estados que forman parte del Parlamento Europeo; que tomen una posición clara en contra de este planteamiento de la CE. Así, el director ejecutivo de DUH, Sascha Müller-Kraenner; dijo que, con su aprobación, Olaf Scholz, canciller alemán, pone en peligro la reputación del Gobierno en materia de política climática.

Müller-Kraenner terminó haciendo una fuerte crítica al canciller Scholz, al señalar que; de esta forma rompe apenas comenzando su legislatura, la promesa electoral que había hecho de desempeñarse como un “canciller climático”.

Qué busca la Comisión Europea con esta propuesta

Por su parte, la CE ha planteado que las inversiones en gas natural y energía nuclear sean consideradas sostenibles durante la transición ecológica.

Y ya anunció el pasado viernes que comenzaban las consultas sobre el tema con los gobiernos de Europa y con los expertos pertenecientes a la Plataforma de Finanzas Sostenibles.

La Comisión Europea busca aprobar el acto delegado este mismo mes de enero, luego de las consultas a los estados europeos y a los expertos; sin embargo, para que puede entrar en vigor, la propuesta tiene primero que recibir la aprobación del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil