Icono del sitio Noticias.info

Hay más agua en los embalses de América del Sur

sistemas fluviales de América del Sur

escasez de agua se puede combatir en América del Sur

La implementación de embalses en los últimos años en la región, ha permitido el aumento de la disponibilidad de agua en un 72%, en promedio. Lo que conlleva a un efecto positivo en todos los sistemas fluviales de América del Sur.

La escasez de agua se puede combatir en América del Sur

Según un estudio divulgado en la revista Water; se ha incrementado la disponibilidad de agua en América del Sur debido al empleo de embalses.

El efecto de los embalses en los ríos de América del Sur se desconocía. A pesar de que estos sistemas ofrecen una solución efectiva para hacer frente a la escasez de agua en la región. Sobre todo, para mitigar los efectos del cambio climático y en las modificaciones en la utilización del suelo debido a la actividad agropecuaria en la región.

Se trazó perspectiva sobre efectos de los embalses en sistemas fluviales de América del Sur

Los autores del estudio pudieron determinar las características hidrológicas de las cuencas, a través de la recopilación de la información en bases de datos. Por lo cual lograron analizar las diferentes variables para proyectar una perspectiva acerca de los posibles efectos de los embalses en los sistemas fluviales de toda América del Sur.

En el estudio se analizaron 4.661 cuencas, reunidas en 27 regiones hidrológicas de 13 naciones. Donde se encontraban 808 represas grandes y medianas y sus embalses. Los investigadores utilizaron el modelo matemático llamado WAAPA (Water Availability and Adaptation Policy Analysis, por sus siglas en inglés).

Luego procedieron a calcular la disponibilidad de agua de manera potencial en cada una de las cuencas, simulando dos escenarios distintos. En uno se contaba con la presencia de embalses, y en el otro escenario no existían embalses.

Uno de los autores del estudio, Bolívar Paredes Beltrán, quien pertenece a la Facultad de Ingeniería Mecánica y Civil en la Universidad Tec. de Ambato, ubicada en Ecuador; le dijo a través de correo electrónico a SciDev.Net que, los resultados ofrecen una idea bastante clara de los efectos positivos de los embalses en la cantidad de agua disponible en los sistemas hidrográficos de América del Sur.

El consumo y la disponibilidad potencial de agua no es igual en todas las regiones

El estudio demostró que la relación que existe entre la disponibilidad potencial y el consumo de agua, difiere de manera importante en las regiones estudiadas. Esto demuestra que algunas zonas hidrológicas se encuentran mejor adaptadas para garantizar la satisfacción de sus requerimientos de agua.

Esto se puede demostrar con un claro ejemplo: en la región del río Amazonas, la disposición potencial de agua está por encima de 450 veces la demanda. Mientras que, en la región del río de La Plata, es casi 28 veces mayor la disposición del agua. Sin embargo, en algunas partes del norte de Chile, los requerimientos de agua se encuentran por encima de la mitad del agua que se dispone.

En este sentido, también pudieron determinar los científicos que la disponibilidad de agua es superior en la región del sureste del continente, donde la infraestructura hidráulica está más desarrollada.

También por la falta de información de acceso libre sobre los embalses y las represas en casi todos los países de América del Sur. Los científicos desarrollaron una base de datos con información georreferenciada acerca de las infraestructuras hidráulicas de Sudamérica.

Los embalses son un recurso valioso para combatir los efectos del cambio climático

Para el presidente del Instituto de Recursos Hídricos de Aregentina (IARH), Víctor Pochat, quien no formó parte de la investigación. Este estudio tiene mucho valor, ya que junta todas las bases de datos disponibles continentalmente. Lo que permite ofrecer una visión completa de la importancia de los embalses en América del Sur.

También Pochat coincide en la importancia que tienen los embalses para la disposición de agua destinada para diferentes usos, como el doméstico, energía limpia, industrial, agrícola, entre otros. Sobre todo, en regiones áridas, aún más ante las posibles consecuencias que puedan ser ocasionadas por el cambio climático.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil