La primera y única ave venenosa del mundo se encuentra en Papúa Nueva Guinea

La toxina del pitohui, la única ave venenosa del planeta, puede ser mortal

Fue confirmado por un equipo de científicos que el pitohui encapuchado es la única ave venenosa del mundo. La toxina, que puede llegar a ser fatal, está en las plumas, huesos y órganos del pájaro.

La primera y única ave venenosa del mundo se encuentra en Papúa Nueva Guinea

Cuando pensamos en especies venenosa por lo general se nos viene a la mente animales acuáticos, serpientes o reptiles. Sin embargo, los expertos recientemente lograron confirmar la existencia de la primera y única ave venenosa del mundo que posee una potente toxina que puede ser letal.

Nos referimos al pájaro pitohui encapuchado. Esta pequeña ave es originaria de Papúa Nueva Guinea y tiene características inéditas.

Es un increíble pájaro venenoso, que tuvo su aparición a comienzos de los años 90. Tiene los colores naranja y negro; su cabeza es completamente negra, de ahí viene su sobrenombre de “encapuchado”.

Fue en aquella época cuando el ornitólogo y naturalista Jack Dumbacher, sin querer atrapó en una red a varios ejemplares de este pitohui encapuchado. Luego, en el momento en que intentó liberarlos, los animales lo picaron y arañaron; Dumbacher trató de aliviar el dolor chupándose las heridas. Fue cuando comenzó a notas que sus labios y su lengua se le adormecieron y más tarde le empezaron a arder.

También conocido como pájaro basura

Para confirmar sus sospechas, Dumbacher se introdujo en la boca una pluma de esta ave venenosa, en ese momento el científico observó que se presentaron los mismos efectos que había experimentado en la ocasión anterior.

Sin embargo, y para no quedarse con dudas, Dumbacher les preguntó a los nativos de Nueva Guinea sobre esta clase de aves.  Le respondieron que este animal era conocido como “pájaro basura”.

El apodo del ave le venía simplemente del olor que desprendía, que era un olor nauseabundo y muy desagradable que emitía cuando lo cocinaban los nativos. Los lugareños le aclararon al experto que ellos lo consumían solo en momentos en que no había otra cosa que comer y se encontraban famélicos.

Científicos confirmaron el veneno del ave

Por medio de una serie de análisis realizados en laboratorios de toxinas, lograron confirmar que las muestras del pájaro contenían BTX o batracotoxinas; este es un tipo de veneno que provoca ardor, entumecimiento e incluso puede provocar parálisis.

Sin embargo, los efectos que causa la BTX no se quedan allí, debido a que, de acuerdo con los expertos, en concentraciones altas también puede provocar la muerte.

Posteriormente, otras investigaciones lograron demostrar que los pitohuis encapuchados son capaces de almacenar toxinas en las plumas, la piel; también en los huesos y en los órganos internos del pájaro.

Además, pudieron demostrar que estas aves no son capaces de producir su propio veneno. Es interesante que los estudios reflejaron que los pitohuis encapuchados no producen su propio veneno, sino que son inmunes.

De acuerdo a los resultados de las investigaciones, la hipótesis más aceptada señala a que esta ave se convierte en venenosa al comer los escarabajos choresine; los cuales son insectos que sí contienen esta clase de toxina.

Compartir noticia: