Icono del sitio Noticias.info

Los animales se están encogiendo de tamaño ¿Una señal de la sexta gran extinción?

presencia de la sexta gran extinciónpresencia de la sexta gran extinción

Una señal de la sexta gran extinción

Según estudios realizados por científicos de varias partes del mundo, existen evidencias que confirman que estamos en presencia de la sexta gran extinción.

Señales que sugieren que ya estamos en presencia de la sexta gran extinción

La sexta gran extinción, al parecer ya está en marcha. Las especies están desapareciendo a una velocidad 100 veces más rápido desde el pasado siglo.

Según algunas investigaciones se ha comprobado que entre mayor es el tamaño del animal, mayor es el riesgo que corre de extinguirse.

Por otro lado, hay estudios que aseguran que los animales son cada vez más pequeños; estefenómeno de encogimiento está ocurriendo en todas las especies.

Los estudios coinciden en que estas causas son originadas directa o indirectamente por la mano del hombre.  Es el caso de la deforestación de selvas tropicales y la pesca descontrolada a nivel mundial.

Estudios sobre el encogimiento de los animales y su relación con la sexta gran extinción

Existen diversas causas que pudieran haber provocado el inicio de la sexta gran extinción. Según investigaciones realizadas por varios centros, la pesca o el cambio climático, no son las únicas razones por las que especies de animales ya han sido extinguidas.

Uno de los casos más extremos de encogimiento de animales, puede ser el de los ratones del parque Doñana en España. Donde la población de ratones y de otros pequeños roedores, han ido disminuyendo de tamaño en los últimos años.

En un artículo publicado por la revista ambiental Quercus, se describe un experimento realizado por científicos en el año 1978; cuando comenzaron a colocar trampas para estudiar las poblaciones de lirones caretos y ratones de campo.

En este estudio, los especialistas tomaron una muestra de 200 ratones de campo y 300 lirones caretos. Utilizando una similar cantidad de trampas por cada noche en la misma área. Repitieron el muestro cada cierto tiempo, y siempre pudieron observar que había una tendencia a la baja.

Luego de cuarenta años, ya no se hallaron más lirones caretos, y solo se registró la presencia de 27 ratones de campo. Es de hacer notar que, los pocos ratones que quedaron, pasaron de tener una media de 30 gramos, a una que apenas alcanza los 20 gramos.

El profesor honorífico de la Estación Biológica Doñana, Miguel Delibes de Castro. Señala algunas posibles causas que pudieron provocar el empequeñecimiento de los ratones. “La primera causa es climática, esta tiene que ver con la temperatura”.

La regla de Bergman, la cual es un tipo de ley biológica, indica que, dentro de una misma especie, los animales que se encuentran en sitios más fríos tienden a alcanzar mayor tamaño, que sus congéneres de lugares más calientes.

Y se ha registrado, que en las últimas décadas se ha venido calentado por el cambio climático, toda la región donde se encuentra ubicado Doñana. “Los ratones en la actualidad hallan el óptimo con tamaños más chicos”, agrega Delibes de Castro.

Otro caso representativo, los salmones atlánticos

Craig Primmer, biólogo de la Universidad de Helsinki (Finlandia). Lleva mucho tiempo estudiando los cambios genéticos que ocurren en los salmones. Particularmente, ha observado las variaciones en el gen vg113. Este gen se encuentra relacionado con “la edad que tienen los salmones cuando regresan de su migración marina, maduran y luego se reproducen”.

Este mismo gen, es el que interviene en el inicio de la pubertad entre los seres humanos. El rol en la maduración de los salmones, es importante en el tamaño que éstos puedan llegar a alcanzar.

Primmer, ha venido estudiando dos poblaciones de salmones, las cuales regresan a dos ríos distintos a desovar y después mueren. En el río Inarojoki, los salmones no han cambiado de tamaño promedio en aproximadamente 40 años.

La segunda población estudiada por Primmer; en el río Tenojoki, se observa que los peces han perdido la mitad de su peso promedio entre los machos, y un 10% en las hembras.

En los salmones del río Inarojoki, no se detectaron cambios en sus genes. Pero en la población del río Tenojoki, la frecuencia de la variante genética responsable del tamaño, se ha reducido en un 18%, luego de haber transcurrido cuatro décadas.

Para estos resultados Primmer tiene dos explicaciones posibles. Una razón pudiera ser que, “la menor supervivencia del pez durante su migración marina, lo que tendría un mayor efecto negativo en la de aquellos peces que duran más años en el mar, estos son los de maduración tardía, los cuales también son los de mayor tamaño”.

Primmer explica, que la otra razón pudiera ser “la pesca selectiva de peces más grandes, esto pudiera resultar en una reducción del tamaño promedio. En ambos casos, el comportamiento sería adaptativo, que el salmón se regresara del mar antes y, en consecuencia, sería en promedio más pequeño”.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil