Fórmula 1: el campeonato, más parejo de lo que se suponía

La presente temporada 2021 del campeonato mundial de la Fórmula 1 daba la impresión antes del arranque, de que sería un repaso del británico Lewis Hamilton hacia su cita con la historia. Ya que el actual piloto de la escudería Mercedes, busca ubicarse en lo más alto de la lista de ganadores históricos de la competencia. Hamilton, de 36 años está igualado con el legendario Michael Schumacher, teniendo ambos 7 títulos de F1.

De tal manera, la competición que recién empieza, se presenta como una inmejorable oportunidad para que el campeón de las pasadas cuatro ediciones repita nuevamente y se coloque en la cima de los más ganadores de circuito. Con 8 campeonatos, Hamilton escribiría con letras de oro su nombre en la historia del mundo automovilístico.

Así mismo, en caso de prolongar su dominio en el presente curso, también estaría empatando un registro histórico individual de Schumacher. El piloto alemán, es hasta ahora, el único en la historia en coronarse de manera consecutiva en 5 competiciones de Fórmula 1 (2000, 2001, 2002, 2003 y 2004).

En este punto, Hamilton se encuentra a la caza de lo que serían dos renglones simbólicos y representativos de todos los tiempos en el torneo.

La temporada 2021 es la edición 72 de la Fórmula 1

Así mismo, es de subrayar que la presente hegemonía del debutante en 2007, es casi absoluta en los últimos 7 años. En ese lapso se ha impuesto en 6 ocasiones. El único piloto que logró hacerse con un título en ese periodo, fue el alemán Nico Rosberg en 2016. De resto, el también ganador en la temporada 2008, ha monopolizado el circuito a su antojo. Contando con el respaldo del monoplaza de la mejor escudería en la actualidad, Mercedes.

Sin embargo, fuera del análisis y las apreciaciones hechas previo al inicio del actual curso, la celebración del primer Gran Premio dejó claro que la competencia será mucho más reñida de lo que se podía esperar en el prolegómeno de esta. O por lo menos, en la apertura del torneo esa es la impresión que ha dado.

El circuito de Bahréin, celebrado el pasado domingo 28 de marzo, tuvo a Lewis Hamilton como ganador. Pero teniendo en Max Verstappen a un contendor de mucho cuidado de aquí a lo que resta de competencia.

Verstappen viene de ser tercero en la F1 2019 y 2020

El conductor holandés, puso de manifiesto su postura de pelear hasta instancias finales por el presente campeonato de Fórmula 1. Más allá del triunfo, el dominio pasado de Hamilton no se evidenció a lo largo de la carrera. Además, su triunfo se debió a una penalización bastante polémica sobre Verstappen, que se impuso en la Pole y estaba defendiendo de gran manera el primer puesto.

Tras esto, quedó claro que la abrumadora hegemonía que se suponía iba a reinar una vez más por parte del piloto británico, ha quedado al menos por ahora, en una notable duda.

Así mismo, la supremacía de los monoplazas de Mercedes también quedó en entredicho. Y es que Vestappen al volante de su Red Bull, demostró que la escudería está para pelearle el campeonato de constructores a la marca Británica.

Red Bull, de origen austriaco se comportó a la altura en la primera carrera. Y atenta con poner fin a la dinámica triunfalista que ha imperado recientemente con Hamilton y Mercedes.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil