Icono del sitio Noticias.info

Teletrabajo y beneficios de las mesas regulables

Algunos de los cambios más evidentes que ha traído consigo la pandemia de COVID-19 en el estilo de vida de las personas han sido relacionados con los patrones laborales. Las nuevas condiciones de vida han redefinido la forma en la que las personas desarrollan sus ejercicios laborales.

En este contexto, el teletrabajo ha sido uno de los grandes protagonistas de las nuevas formas de trabajo, siendo uno de los nichos más productivos y rentables durante las restricciones sanitarias.

Muchas personas alegan que es posible que la pandemia haya dado pie a una nueva modalidad prioritaria de trabajo a través de las nuevas tecnologías, de modo que este tipo de trabajos parecen haber llegado para quedarse aún después de que acabe la crisis sanitaria.

Trabajar desde la comodidad del hogar aprovechando los medios digitales para optimizar la comunicación y otros procesos necesarios de la jornada laboral, parece ser una alternativa sumamente práctica y rentable que todo indica que sustituirá a las maneras tradicionales en un futuro cercano.

El auge del teletrabajo

La pandemia produjo un impacto significativo en la estabilidad de la economía de todo el mundo. Esta supuso un parón económico simultáneo debido, entre otras cosas, a los riesgos que implicaba cumplir con una rutina laboral normal para la salud de las personas.

Por esta razón, las medidas de restricción tuvieron un impacto significativo en la productividad de las empresas que se vieron obligadas a limitar su flujo de personal y a condicionar sus horarios a los plazos establecidos por sus gobiernos.

Aproximadamente, un 81% de la fuerza laboral mundial de todos los países se han visto directamente perjudicadas por las restricciones establecidas para frenar los efectos de la pandemia. Medidas como el confinamiento, han limitado a las empresas el libre acceso a sus trabajadores, además de disminuir considerablemente la cantidad de personas que recurren a servicios que no sean de primera necesidad.

Por esta razón, las personas se han visto obligadas a explorar otras alternativas económicas para garantizar su sustento.

Gracias al libre acceso a las tecnologías de comunicación e información, nuevos nichos económicos se han abierto como alternativas a las modalidades de trabajo convencionales. En este sentido, el teletrabajo presenta múltiples ventajas que parecen maximizar la productividad de las personas al permitirles trabajar desde la comodidad de sus casas. Por esta, y otras razones, todo parece indicar que este tipo de trabajos se mantendrán en su puesto preferencial durante muchos años más.

Beneficios de las mesas regulables para el teletrabajo

Si bien el trabajar desde casa con los ordenadores y dispositivos móviles puede presentar múltiples beneficios relacionados con la comodidad, también puede conllevar ciertos vicios que pueden ocasionar problemas que afectan el bienestar de las personas y su productividad.

Contar con un espacio de trabajo adecuado aun cuando se trabaja desde el hogar, es vital para mantener una sana rutina laboral, conservando el equilibrio físico y mental a la vez que se logra cumplir de forma eficiente con las tareas sin ningún inconveniente.

Como una solución efectiva a los problemas relacionados con la jornada de trabajo desde casa, las mesas regulables son una de las mejores opciones para optimizar el medio en el que tiene lugar el ejercicio laboral.  Estas piezas de mobiliario ofrecen la posibilidad de ajustar su altura con el objetivo de variar entre trabajar tanto de pie como sentado.

Algunas de las ventajas que ofrecen este tipo de mesas son las siguientes:

Las mesas o escritorios convencionales donde la gente suele trabajar tienen una altura fija. Esto supone un problema sobre todo para las personas de mayor estatura. En concreto, las mesas regulables y escritorios eléctricos permiten ajustar la altura y adecuar el tablero a la medida en la que el trabajador se sienta más cómodo. Este factor es importante, ya que ayuda a prevenir posibles dolores de espalda y articulaciones.

Las mesas regulables para oficina permiten escoger cual es la altura indicada para trabajar en función de la tarea que se vaya a realizar. Además, algunos modelos cuentan con un tablero deslizable que permite modificar la profundidad del mismo según resulte más conveniente.

El sedentarismo es una de las mayores consecuencias del estilo de vida contemporáneo. Tiene consecuencias muy negativas para la salud de las personas, siendo la causa directa de varias patologías de naturaleza coronaria.

La mayoría de los expertos coinciden en que levantarse al menos una vez cada hora durante la jornada laboral es necesario para evitar este tipo de consecuencias. Las mesas regulables favorecen esta práctica permitiendo al trabajador levantar el tablero para trabajar de pie durante algunos periodos de tiempo.

Sin duda, las mesas regulables son una excelente opción para trasladar el ambiente de oficina al hogar junto con sus múltiples formas de favorecer la comodidad del trabajador y de cuidar su bienestar previniendo el sedentarismo.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil