Icono del sitio Noticias.info

Pintores de empresas: mejora la productividad en tu oficina o comercio

Decorar de forma efectiva y profesional el entorno laboral no es un asunto irrelevante: del acierto en la decoración del lugar de trabajo depende conseguir un ambiente idóneo en el que mejorar la productividad.

Los pintores de empresas son los profesionales especializados encargados de realizar el trabajo de pintura y decoración de los entornos de trabajo.  Son expertos que decoran oficinas, naves, talleres o fábricas en poco tiempo, pero con una enorme calidad en los resultados.

Los mejores pintores de empresas se caracterizan por aplicar pinturas de primeras marcas y garantizar al cliente trabajos de muy buena calidad y durabilidad. Proporcionan precios equilibrados y transparentes y se adaptan de forma personalizada a las necesidades del cliente.

Cuando el trabajo es satisfactorio, ello redunda en lograr un ambiente cómodo en el que los empleados se sienten a gusto. Un trabajador que cuenta con un espacio decorado de modo efectivo, pensando en su bienestar, aprovecha mejor el tiempo, optimiza el esfuerzo y ofrece resultados mucho mejores.

Pautas para decorar una oficina

El primer aspecto a tener en cuenta para pintar de forma profesional una oficina es el que se refiere a los colores a utilizar. Los pintores de empresa con experiencia han de ser capaces de recomendar a su cliente los colores idóneos para el espacio que debe ser pintado.

El color afecta al estado de ánimo y provoca diferentes reacciones emocionales. Lo mejor es siempre no mezclar colores muy distintos en un mismo espacio y buscar la armonía en el conjunto.

Está demostrado que colores naturales como el azul o el verde ayudan a mejorar la eficiencia y la concentración en el puesto de trabajo.  Por otra parte, los tonos blancos dan luminosidad, proporcionan aspecto de orden y también ayudan a la concentración.

En lo que se refiere a colores más intensos y cálidos, como el amarillo o el magenta, transmiten energía y fuerza. En concreto, el amarillo potencia la creatividad. Es aconsejable usar este tono en espacios donde se trabaje en equipo, como es el caso de salas de reuniones.

En determinadas ocasiones hay clientes que optan por el rojo como el color predominante en despachos. Es labor del pintor de empresas comentar al usuario que se trata de uno de los colores más intensos, que propicia la actividad y el empuje, pero del que conviene no abusar. Para algunas personas puede resultar muy agresivo por lo que es preferible usarlo en mobiliario de oficina y complementos antes que en paredes y techos.

Por último, un color que va ganando cada vez más adeptos en espacios de trabajo es el naranja. Es un tono que contribuye al optimismo. Los expertos recomiendan su utilización en halls de bienvenida, pasillos o salas de descanso, así como en zonas de café.

¿Y qué pasa con la decoración en el hogar?

Por otra parte, al igual que es básico decorar y pintar el lugar de trabajo, no es menos importante el mantenimiento del hogar.  Pintar de forma adecuada la casa y realizar las reparaciones necesarias es básico para mejorar la calidad de vida.

Los especialistas en mantenimiento del hogar recomiendan efectuar este tipo de tareas de forma preventiva y rutinaria, es decir, proceder a revisiones de mantenimiento frecuentes, fijas en el tiempo para prevenir problemas futuros.Dentro de estas labores de mantenimiento las tareas de pintura son fundamentales para conseguir un espacio caracterizado por el bienestar y la higiene.

Los pintores profesionales de casas recomiendan a sus clientes aspectos fundamentales para que el trabajo se realice del modo más eficiente posible y con los resultados deseados. Estos especialistas indican al cliente por qué espacio es más conveniente empezar, qué colores usar para cada ambiente, cómo proteger muebles y superficies para no dañarlos durante las tareas de pintura y qué tipo de pintura elegir en función del presupuesto disponible, entre otros asuntos.

Las buenas pinturas duran más, resisten las manchas y son más lavables. Presentan menos desperfectos con el paso del tiempo. Sus ventajas son muy numerosas por lo que siempre es preferible contar con un presupuesto suficiente para elegir un material de calidad con el que el pintor podrá acometer los trabajos.

En lo que se refiere a los colores, es función del propietario de la casa decidir cuáles utilizar, pero siempre es buena idea pedir consejo al profesional con experiencia. En función del tipo de hogar, hay recomendaciones generales:

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil