Icono del sitio Noticias.info

La diferencia entre la cosmética coreana y el resto de cosméticos

La cosmética coreana gana fans cada día. La conocida “K-beauty” coreana causa furor en su país de origen donde tener la cara libre de imperfecciones está entre los gustos más demandados para uno mismo.

¿Pero en que se diferencian los cosméticos coreanos de los que hay en el resto de países y continentes?

La diferencia principal es el uso de ingredientes naturales muy extendidos en Corea como la centella asiática o la baba de caracol (conocida como mucina). La otra gran diferencia es la rutina de diez pasos que realizan los coreanos para cuidar su piel a diario.

La clave de los ingredientes naturales

Los ingredientes naturales presentes en la cosmética tradicional suelen estar en baja concentración o aportar poco al producto. Por ejemplo, el azúcar es un ingrediente natural muy utilizado en la industria alimenticia, pero su consumo aporta bastante poco a la salud del individuo.

Ocurre lo mismo en la cosmética tradicional, donde se utilizan aceites no demasiado útiles por su escaso precio con la intención de mejorar el margen del producto y no el bienestar de la piel. 

Estas prácticas son fácilmente detectadas y desacreditadas por los surcoreanos, por lo que las empresas que sobreviven son aquellas que consiguen aportar el mayor valor a sus clientes.

Por eso utilizan ingredientes estrella como la centella asiática, la niacinamida, la vitamina C o la mucina de caracol para potenciar la regeneración de la piel y tener el mayor éxito posible entre sus clientes.

Los pasos de la rutina coreana

La rutina de 10 pasos es la otra punta de lanza que diferencia la cosmética coreana de la cosmética normal. 

  1. Todo empieza con una limpieza en aceite que elimina los residuos existentes en la piel y remueve restos de maquillaje o crema solar que hayan sido utilizados con anterioridad.
  2. Después se utiliza un limpiador facial normal (doble limpieza) que elimina la suciedad y procede a limpiar nuestra piel con más profundidad.
  3. Una vez la cara está limpia, se exfolia para remover los excesos de sebo y piel muerta.
  4. Una vez hecho esto se pasa al tónico hidratante para recomponer la humedad de la piel.
  5. Después, viene la esencia, un producto único en la cosmética coreana que está compuesto por un ingrediente en elevada concentración para combatir algún problema específico de nuestra piel.
  6. El sexto paso es el serum para penetrar en las capas mas profundas de la piel.
  7. Este momento es especial y tiene más que ver con el cuidado personal además del facial. Se aplica una mascarilla coreana para relajarse un momento tras un día de actividad. Aplicar durante 20 minutos aproximadamente o seguir las instrucciones del fabricante.
  8. Aplicar un contorno de ojos que repare las arrugas y las ojeras habituales presentes en esta zona de la cara.
  9. Una crema hidratante sencilla, aunque las coreanas van probando diversos ingredientes / temáticas en función de verano / invierno u otras necesidades de la piel.
  10. Se terminar con una crema solar para protegerse del sol, que es el mayor agente externo que provoca arrugas y manchas sobre nuestra piel o bien con una mascarilla nocturna para reparar la piel mientras dormimos.
Compartir noticia:
Salir de la versión móvil