La adicción a las redes sociales y dispositivos móviles

Si te genera ansiedad el hecho de permanecer mucho tiempo sin usar el Instagram, WhatsApp o Facebook, es muy probable que tengas una adicción a las redes sociales. Lo cual genera una dependencia a las tecnologías.

Esta sensación fue vivida de manera masiva a principios de este mes cuando ocurrió la falla que tumbó las plataformas de Mark Zuckerberg durante casi 6 horas. En ese lapso de tiempo muchas personas experimentaron frustración y desesperación por no poder acceder a tales redes. Incluso hubo quien se atrevió a compararlo con un síndrome de abstinencia similar al que se puede sufrir al dejar el alcohol o sustancias psicotrópicas.

Y aunque pueda parecer una exageración el hecho de comparar tales sensaciones, el psicólogo Marc Masip, la defiende a como dé lugar, al decir que “los móviles son la heroína del siglo XXI”.

Como parte de su trabajo, Masip da terapia en clínicas de desintoxicación para adictos a la tecnología. Afirmando que una rehabilitación de este tipo puede llegar a ser incluso más difícil de superar que la de las drogas.

Adicción a las redes sociales vs adicción a las drogas

En una entrevista para BBC Mundo, Masip explicó que la dificultad de superar esta adicción radica en que todo el mundo asume que ser adicto a las drogas es algo malo; mientras que la adicción a las redes sociales y a la tecnología como tal no se llega a ver de esta manera, pues todos las utilizamos sin ser conscientes de cuánto daño pueden causar en nosotros.

El experto continuó diciendo que en el momento en que cayó WhatsApp, Facebook e Instagram, las personas enloquecieron cuando en realidad no pasaba nada; es por ello que el psicólogo hizo la comparación con las drogas al Twittear «Feliz síndrome de abstinencia». Las adicciones son simplemente eso, adicciones y no existe mucha diferencia entre la adicción por las drogas y las que son generadas por los dispositivos móviles.

Marc sugiere que cuando las personas pasan mucho tiempo sin utilizar las redes sociales, a la mayoría les entra un malestar como el síndrome de abstinencia; afirmando que la comparación con la heroína es muy acertada; ya que realmente no somos conscientes de todo el daño que puede llegar a ocasionar en nuestra salud.

Anteriormente cuando se comenzó a consumir la heroína, las personas no sabían qué tan mala era hasta que al final acabó matando a mucha gente. Lo mismo podría ocurrir con la adicción al teléfono celular; pues hoy en día hay muchas personas que mueren por utilizar el móvil mientras conducen, por ejemplo. Sin mencionar a aquellos que son victimas del bullying en redes sociales.

Son muchas las consecuencias que pueden repercutir en nuestra salud mental y que aún no entendemos por el abuso de los dispositivos móviles.

¿Cómo se trata la adicción a la tecnología?

El psicólogo dio a conocer que el y su equipo trabajan en clínicas de desintoxicación, puesto que la adicción puede causar problemas de salud mental muy graves e incluso físicos. Las consecuencias generadas por este tipo de vicio pueden llegar a afectar el rendimiento académico de los estudiantes, causar accidentes de tráfico, generar ansiedad, frustración, estrés; y hasta trastornos alimentarios desencadenados por el uso de Instagram.

Hoy en día los jóvenes tienden a expresarse detrás de las plataformas de manera cómoda y fácil; pero cuando están cara a cara se tornan cobardes y no poseen las suficientes herramientas para empatizar con otras personas. Con lo cual se han vuelto como robots.

Aunque lo peor ocurre cuando se desarrolla una total dependencia de estas redes; lo que hace que la gente cambie su estado de ánimo a peor cuando se queda sin poder usar Facebook o WhatsApp.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil