Icono del sitio Noticias.info

Biohacking, una nueva era de cybors

el biohacking y los superhumanos

campo del biohacking

Muchos no conocemos el término llamado biohacking, para muchos los implantes son sólo las prótesis y marcapasos que sustituyen un cuerpo faltante.

Pero la ciencia y la tecnología han ido más allá, y es que, desde hace muchos años está en auge un movimiento cultural conocido con el término de “transhumanismo”.

¿Qué es el biohacking?

El biohacking viene a raíz de este nuevo movimiento, que busca modificar y mejorar el cuerpo humanob, utilizando las nuevas tecnologías. Y es que los biohacker, al igual que los hackers de computadoras, buscan modificar y mejorar las capacidades de un sistema, en este caso del cuerpo humano; desde la modificación del genoma hasta la implementación de dispositivos electrónicos.

Es una práctica que se basa en el lema de DIYB (Do It Yourself Biology), una biología de garaje. Las personas experimentan, analizan y estudian sus cuerpos, utilizando suplementos y/o tecnología.

Dave Asprey, conocido como el “padre del biohacking”, es un empresario de Bulletproof 360, Inc. Fundó en 2016 también la Reunión anual de Bulletproof Biohacking.

Esta reunión se realizó en el Centro de Convenciones de Pasadena, logrando en Estados Unidos un gran pasado en el campo del biohacking.

Algunas formas de biohacking

Biohackers en la vida real

El termino cyborg, siempre formó parte de las películas de ciencia ficción, siendo una gran visión de hacia donde se dirigía la humanidad; formada por máquinas y robots, como lo es la famosa película terminator. Y lo ciertos es que, hoy en día, ya estamos en ese proceso de cambio, ahora hay cyborgs en la vida real.

Los cyborgs son organismos que mejoran sus capacidades mediante el uso de dispositivos tecnológicos.

Liviu Babitz es un biohacker que posee un implante en el tórax con Bluetooth y una brújula llamado “North Sense”.

Otro biohacker es Rich Lee, quien tiene dos chips NFS (tecnología de corto alcance que permite el intercambio con dispositivos). Un chip en el antebrazo que mide su temperatura, implantes de audífonos en los oídos y tiene imanes en los dedos. En una entrevista para BBC dijo que el mismo realizó estos procedimientos en su casa.

Neil Harbisson es un caso muy popular en este ambiente del biohacking. Neil nació con un problema en su visión que solo le permitía ver en blanco y negro. Por ello desarrolló una herramienta que traduce los colores en sonidos y se la implantó.

Otro caso muy famoso es de la británica que se implantó más de 50 chips en el cuerpo y algunos imanes.

Demostrando que el movimiento transhumanista y la realidad de los superhumanos no está muy lejos; y es que cada vez existen nuevas creaciones tecnológicas que ayudan a mejoras las capacidades de los seres humanos.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil