El instituto de FP que se une a la carrera tecnológica para el desarrollo del tren supersónico Hyperloop

El desarrollo del tren supersónico que no genera emisiones; es un tema de gran interés para varias de las mejores universidades y es por ello que el Colegio de Huérfanos Ferroviarios se unió recientemente a esta carrera tecnológica.

 ¿Cómo se incorpora este instituto de FP al proyecto del tren supersónico?

En el salón de Deportes de la Universitat Politècnica de Valencia, se reunieron un total de 400 jóvenes ingenieros, quienes mostraron sus diseños para el desarrollo del Hyperloop; el tren supersónico eléctrico que puede viajar levitando sobre tubos, a velocidades superiores de 1.200 kilómetros hora para transportar mercancías y pasajeros sin generar emisiones contaminantes.

Esta competencia tiene lugar en la European Hyperloop Week; evento que, por primera vez, ha congregado en Europa a once de las mejores universidades con la representación de sus respectivos equipos.

Dichos equipos siguen muy de cerca la visión y especificaciones de Elon Musk, en la búsqueda del prototipo ideal, (no necesariamente el más rápido); sino el más eficiente, progresivo y cómodo en una escala realista.

En la sala se reunieron ingenieros de: el Instituto Tecnológico de Massachussets, de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, de la Universidad Técnica de Delft y de la Universidad de Edimburgo, solo por dar algunos ejemplos.

Además, bajo bandera española está el vehículo cápsula Ignis; que es el cuarto prototipo del equipo Hyperloop de la Universitat Politècnica de Valencia. Este es un nuevo modelo propulsado por dos motores de inducción lineal, lo que le permite acelerar sin tocar el carril.

En medio de esta carrera tecnológica, pudieron colarse diez estudiantes de FP del Centro Superior de Innovación y Desarrollo del Colegio de Huérfanos Ferroviarios. Resulta que este equipo ya ha despertado la admiración de competidores y de los jurados; a pesar de ser el único equipo no universitario del mundo que acepta y participa en este gran reto innovador.

La idea de lanzarse a diseñar el tren supersónico Hyperloop

El profesor Mario Rocies, quien ya participó en Space X durante sus estudios en Estados Unidos; tuvo la idea de incorporarse al diseño del tren supersónico, junto al Colegio de Huérfanos Ferroviarios.  

«Llegue a Madrid con esa idea en mente. Tres años atrás iniciamos un proyecto a pequeña escala, como si se tratara de un juguete, entonces ganamos la Noche Europea de los Investigadores de la Fundación Telefónica. Poco a poco fuimos ganando confianza y conocimientos”, afirmó el profesor.

Aun cuando nos excluían de muchas competiciones, porque un equipo de FP no encajaba para poder competir, igualmente a la gente le gustaba y valoraban nuestro progreso«, contó el profesor Mario Rocies a los miembros de otros equipos competidores que se acercaron a su prototipo.

El profesor reclutó a diez de los 40 alumnos del instituto, debían ser los mejores y los más motivados, «dispuestos a colaborar en el centro durante doce horas o más, lo que significa demasiado tiempo en FP. Además, todo esto sin recibir ningún crédito en sus estudios”, explicó el profesor Rocies.

Junto a su equipo, Rocies inició un duro trabajo con el objetivo de consolidar su diseño en apenas medio año; compitiendo con equipos de 120 integrantes en promedio, los cuales llevan años perfeccionando sus propuestas y cuentan con presupuestos inalcanzables para el instituto de FP.

«Aparte de un presupuesto de 70.000 euros, hemos recibido mucho apoyo del centro, donde incluso se ha construido una pista de pruebas. Igualmente, todo lo fabricamos a mano”, expresó Rocies.

Para adquirir una carrocería de 100.000 euros, “nos tocó buscar quién nos la pudiera donar y fuimos a recogerla hasta la ciudad de Albacete. Tuvimos extremo cuidado de no cometer errores, ya que no teníamos más para segundas oportunidades«, recordó el profesor.

La dificultad que supone un proyecto de este calibre

¿Es posible aperturar propuestas de otros equipos de FP? El problema con este tipo de propuestas innovadoras; es que en la formación profesional es muy difícil apostar por proyectos de este calibre, sobre todo por el alto costo económico que representan, y que desafortunadamente, La FP en España actualmente no puede cubrir.

Sin embargo, parte del futuro para lograr una economía más sólida está en apoyar el sector de la industria«, destacó el profesor Rocies que, hasta el momento, tiene planeado continuar la ruta hacia este sueño del transporte.

Algo que no falta son los discípulos; hay una gran cantidad de gente nueva que se han apuntado al centro, con el enfoque principal de poder participar en el proyecto de desarrollo del tren supersónico. Por lo que la semilla del futuro ya está sembrada y tiene más fortaleza que nunca.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil