Icono del sitio Noticias.info

El consumo de alcohol puede llegar a provocar cáncer

El consumo alcohol puede provocar cáncer

El alcohol como responsable de provocar cáncer

El consumo de bebidas alcohólicas puede llegar a provocar cáncer. Esto es algo que ya la ciencia lo ha comprobado; pero que muchos de nosotros aún no lo sabemos.

El consumo de alcohol logró provocar cáncer a 100.00 bebedores moderados en el 2020

Una investigación reveló que, el consumo de alcohol llegó a provocar cáncer en el 15% de los 740.000 pacientes con tumores diagnosticados el año pasado. 100.000 bebedores moderados presentaron tumores ocasionados por el alcohol en todo el mundo en el 2020.

Ya la ciencia había demostrado que las bebidas alcohólicas pueden llegar a provocar cáncer. Pero esto es desconocido por la mayor parte de la población, y, además, los gobiernos no actúan con la determinación necesaria para evitarlo.

Un reciente estudio logró actualizar esta relación directa, tras haber analizado los datos de la década pasada; donde se demostró que, en todo el mundo el alcohol llegó a desarrollar tumores en 740.000 pacientes solamente en el año 2020.

Esto significa que el alcohol es responsable de algo más de un 4% de los casos de cáncer a nivel mundial.

El alcohol responsable de provocar cáncer, sobre todo en Extremo Oriente y Europa Central

El estudio realizado recientemente y publicado en la revista médica The Lancet Oncology, destaca diferencias importantes por regiones y por sexo: tres de cuatro casos de cáncer fueron provocados por el alcohol en hombres, y las áreas más afectadas del planeta fueron, el Extremo Oriente y Europa Central y del Este.

Por ejemplo, el alcohol fue el responsable del 10% de los tumores en Mongolia. En Rumanía provocó el 7% de los casos, y en Rusia y China está alrededor del 6%. Y en España, llegó a provocar el 4,4% de los tumores diagnosticados el pasado 2020.

Exigen a gobiernos del mundo más medidas para frenar este problema

Los investigadores responsables del estudio, exigen que los gobiernos tomen más medidas ante este grave problema. Así lo señala la líder del equipo de investigación, Harriet Rumgay, perteneciente a la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer).

Rumgay sentencia que, “Se necesita urgentemente crear conciencia entre las autoridades y en el público en general, sobre la relación que hay entre el consumo de alcohol y los riesgos de contraer cáncer. Involucrar al contexto local es clave para una política exitosa en el control del consumo de alcohol y la reducción de casos de cáncer vinculados a las bebidas”.

Asimismo, Rumgay advierte que, no solamente pueden sufrir de cáncer los mayores consumidores. Señala que: “El estudio resalta la contribución de inclusive, niveles relativamente bajos de consumo de bebidas alcohólicas a las tasas de cáncer. Esto es muy preocupante; pero sugiere también que pequeños cambios en los hábitos de consumo de la población, podrían impactar de forma positiva en las tasas de cáncer futuras”.

Según el estudio, alrededor de un 15% de los casos de cáncer globales provocados por el consumo de alcohol, son presentados por bebedores moderados. Esto significa que, gente que toma menos de dos cervezas diarias, entran en esta estadística.

Es un hecho, entre el 4% y el 5% de los cánceres a nivel mundial son responsabilidad del alcohol

Esta es una tasa muy representativa, es un dato que nos debería obligar a tomar medidas. Guiados por los datos de ventas, se puede suponer que todas las personas que son mayores de 15 años están consumiendo alcohol, en un promedio de una bebida alcohólica diaria.

Pero, como solo la mitad de los adultos beben, esto supone que los consumidores reales beben, por lo menos, dos veces al día. Así lo explica Amy Justice, investigadora de la Universidad de Yale, en una publicación que acompaña al estudio en The Lancet Oncology.

Esta es una cantidad suficiente para ponerse en riesgo de sufrir de cáncer gracias a las bebidas alcohólicas. Sin hablar de muchas otras afecciones que son asociadas a la ingesta de alcohol, como, por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, del hígado, mentales y el propio alcoholismo.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil