Inicio » Riesgos y beneficios de usar el cannabis como medicina
Cómo funciona la cannabis como medicina

Riesgos y beneficios de usar el cannabis como medicina

Usar el cannabis como medicina ya es común en muchas partes del mundo. El THC y el CBD son los principales componentes de la marihuana y también los más utilizados por la medicina para aliviar el dolor crónico en los pacientes.

Uso de la marihuana o cannabis como medicina

Ya es frecuente el uso de la marihuana o cannabis como medicina, entre personas que sufren dolores crónicos provocados por alguna enfermedad como el cáncer o la esclerosis múltiple. En un reciente estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México, se demostró los efectos positivos de usar la cannabis para aliviar el dolor crónico.

La Cannabis sativa”, es una planta psicoactiva que contiene unos 104 cannabinoides, los cuales ya están identificados. El componente denominado como THC, es el responsable de los efectos psicoactivos provocados por la planta.

Y el CBD (cannabidiol) es el componente principal de la Cannabis sativa, el cual no provoca efectos psicoactivos. Según la OMS este componente “no muestra efectos que indiquen algún tipo de abuso o potencial dependencia” (infobae 2019).

Estos dos elementos de la cannabis, han estado presentes en investigaciones científicas que se han desarrollado para encontrar alguna alternativa para aliviar el dolor crónico en pacientes que sufren enfermedades como el cáncer, Parkinson, esquizofrenia o la esclerosis múltiple.

Por esta razón en muchos países se busca la legalización de la marihuana, ya que existe mucha gente con necesidades médicas que requieren la cannabis para mejorar su calidad de vida.

¿Cómo funciona la cannabis como medicina?

Los endocannabinoides son cannabinoides que se producen dentro del cuerpo humano de forma natural (Anandamida, AEA, y 2-arachidonoylglyerol, 2-AG). Luego que el cannabinoide realiza su tarea, este se descompone en varias enzimas y así continua el ciclo. Así es la forma de funcionamiento que tiene el sistema endocannabinoide.

En el cuerpo humano los dos receptores principales de cannabinoides son CB1 y CB2. Los receptores CB1 son los responsables de mediar los efectos psicoactivos de los cannabinoides, estos receptores están ubicados normalmente en las regiones axonales en varias de las regiones cerebrales y también se encuentran presentes en ciertos tejidos periféricos.

Por otro lado, los receptores CB2 están localizados en varias neuronas, principalmente se consiguen en células inmunes.

Los receptores CB1, CB2, THC y CBD (cannabidiol)

El componente de la cannabis THC es el responsable de activar los receptores pre sinápticos del receptor CB1, este componente posee una importante cantidad de enlaces con el receptor CB1.

En el momento en que se unen estos dos elementos, el receptor provoca los efectos psicoactivos en las áreas en donde está concentrado. El receptor CB1 se consigue en alta concentración en el sistema nervioso central y en el cerebro. En las áreas que se asocian a múltiples procesos como la memoria, la función cognitiva, el aprendizaje y la percepción sensorial.

El THC es responsable de provocar los efectos antidepresivos o analgésicos de la marihuana, pero esto va a depender de la cepa que se use, la cantidad y el comportamiento de la cepa en el cuerpo de la persona que lo esté consumiendo.

Por otro lado, el receptor CB2 interviene en el sistema inmunológico, debido a que se ha encontrado en buena cantidad en áreas que se relacionan con el sistema inmune de la persona. Se consiguen en mayor proporción en el bazo y en los ganglios linfáticos.

Al activarse los receptores CB2, la respuesta del organismo es antinflamatoria. Por esta razón, varios investigadores afirman que este receptor es el responsable de aliviar el dolor y de regular la inflamación.

El receptor CBD de la cannabis es uno de los más importantes. Ya que a este se le atribuyen en mayor medida los efectos antinflamatorios. Es de destacar que no causa efectos psicoactivos, a pesar de actuar en el sistema nervioso central. Y no produce ninguna alteración en la actividad celular del organismo.

El CBD o cannabinoide sirve de analgésico y neuroprotector

El CBD de la marihuana posee propiedades que sirven como: antinflamatorio, neuroprotector, analgésico, antioxidante, anticonvulsionante, antipsicótico y antitumoral; e incluso sirve como inmuno modulador y reductor por la apetencia de drogas como la cocaína y el alcohol.

Riesgos de usar la cannabis como medicina

En un reciente estudio se reveló que el uso de marihuana con altos niveles de THC, puede llegar a provocar riesgos de psicosis, sobre todo cuando los niveles de CBD están por debajo de 0.32.

El uso de cannabis por adolescentes pudiera provocarles a largo plazo algún tipo de enfermedades mentales, como la esquizofrenia o una gran dependencia.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil