Icono del sitio Noticias.info

El panda gigante está fuera del peligro de extinción

Estrategias para preservar al panda gigante

panda gigante fuera del peligro de extinción

Autoridades chinas informan que la raza de panda gigante ya no se encuentra en peligro de extinción; más, sin embargo, continúa siendo una especie bastante vulnerable.

Los osos pandas son criaturas adorables y animales muy importantes en el país asiático, que durante mucho tiempo estuvieron al borde de la extinción. Tal amenaza llevó a las autoridades chinas a implementar cuidados especializados en estos animales con el propósito de preservar su especie.

Recientemente se dio a conocer la noticia de que el panda gigante ya está clasificado como un animal fuera del peligro de extinción; gracias a que su numero presente en la naturaleza a superado los 1.800 ejemplares, que es una cifra alentadora; pero de igual manera aún queda mucho trabajo por hacer para mantener su especie, advierten los expertos.

Estrategias de las autoridades para preservar al panda gigante

Los esfuerzos que han realizado profesionales como los guardaparques, ecologistas, entre otras autoridades; en pro de la conservación a largo plazo del panda gigante están dando sus frutos. Pues durante años se llevaron a cabo proyectos para la ampliación de sus hábitats, con el propósito de que pudieran sentirse cómodos, seguros y protegidos. Esto animales son tan sagrados en China, ya que los consideran como un tesoro nacional, e incluso los han mostrado a otros países como una herramienta diplomática.

En la última actualización de la clasificación de esta especie, se dieron a conocer resultados que reflejaron “una considerable mejoría en las condiciones de vida de los pandas; así como también los esfuerzos de China por preservar sus hábitats integrados”. Así lo expresó el jefe del Departamento de Conservación de la Naturaleza y la Ecología del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente, Cui Shuhong; durante una rueda de prensa.

Cabe destacar que esta nueva clasificación se llevó a cabo algunos años después de que la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) retirase a la raza de la lista de especies en peligro de extinción y lo catalogase como un animal vulnerable en 2016.

En ese entonces las autoridades chinas cuestionaron la decisión de UICN, dejando saber que tal etiqueta podía hacer pensar a las personas que los esfuerzos de conservación podían ser menos estrictos; quitándole importancia al acto de salvar a estos animales.

¿Cómo lograron preservar a los pandas?

El gigante asiático en vista de la expansión de la población humana y su desarrollo, se vio en la obligación de recrear, acondicionar y repoblar los bosques de bambú, con el fin de aumentar el número de ejemplares de pandas. Puesto que en el pasado esta especie habitaba a lo largo del sur y el este de China, cosa que fue cambiando con el crecimiento exponencial de la población humana.

Asimismo, los expertos notaron que el hábitat donde mejor se desenvolvía la especie era en los bosques de bambú; ya que esta planta constituye cerca del 99% de su dieta. Por lo que comenzaron a implementar estrategias ecológicas para el cuidado, alimentación y conservación de los pandas.

En promedio los pandas, para satisfacer sus necesidades energéticas ingieren entre los 12 y los 38 kg de bambú por día. Factor que exigió la restauración inmediata de los hábitats, pues de lo contrario los animales muy probablemente hubiesen muerto de hambre.

De acuerdo a las declaraciones del especialista, “como consecuencia de la perdida de hábitats, el número de pandas descendió durante la década de los 80’s a poco más de los 1.200 animales”. Cifra que dejó al país asiático en alerta roja.

Por su parte, la vicepresidenta senior de conservación de la vida silvestre del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Ginette Hemley, estuvo a favor de las autoridades chinas, al tomar cartas en el asunto e implementar una gran inversión en los hábitats de estos animales, para contribuir a la creación de nuevas reservas.

Hemley consideró que “el gobierno de China es un excelente ejemplo de lo que puede llegar a ocurrir cuando existe un verdadero compromiso con la preservación de una especie”.

“Aunque los resultados del proyecto de preservación de la especie estén siendo satisfactorios, no podemos bajar la guardia; ya que el éxito podría ser efímero; si tomamos en cuenta agentes externos como el cambio climático, quien pudiera llegar a acabar con más de un tercio del hábitat de bambú en los próximos 80 años”; explicó Hilton-Taylor.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil