Icono del sitio Noticias.info

Peces dorados convertidos en monstruos en el lago Kelle de Minnesota

Peces dorados se convierten en monstruos

Los peces dorados pasan de ser mascotas a monstruos

Peces dorados han sido tirados por sus dueños en el lago Kelle, en el estado de Minnesota, EEUU, para no tenerlos más en sus peceras. Pero en ese ambiente silvestre, los peces crecieron hasta llegar a alcanzar 2 kilos de peso por ejemplar.

Los peces dorados pasan de ser mascotas a monstruos en ambientes silvestres

¿Qué hacer con los peces dorados cuando ya no los quieres en tu pecera? Posiblemente, lo primero que pase por tu mente es tirarlos en un lago o río cercano. Si es así, debes saber que esta especie en ambientes silvestres pueden llegar a alcanzar muchas veces el tamaño que tienen mientras están en cautiverio.

Peces dorados, una especie invasora

Los peces dorados, también conocidos como Carsssius auratus, en los últimos años han representado un verdadero problema para las especies locales de ríos, pantanos y lagos en todo el mundo.

Estos animalitos pueden lograr alcanzar el tamaño de un balón de fútbol y llegar a pesar hasta dos kilos, si se desarrollan en un medio silvestre

Por esta razón, las autoridades en el estado Minesota, EEUU, han realizado un llamado de atención a sus ciudadanos para que no sigan liberando a este tipo de peces en los lagos y ríos, por considerarlos “una especie invasora”. Tanto es así que en el lago Kelle, ya se han encontrado varios ejemplares gigantes.

Comportamiento del pez dorado

Primeramente, estos peces originarios de China son carnívoros. Se alimentan con huevos de otras especies locales, especies que a su vez cumplen un papel de insecticida natural; debido a que se alimentan de larvas de los mosquitos que están en el agua.

Para buscar su alimento, los peces dorados usan una técnica, que consiste en ir sacudiendo el suelo. Con esta acción provocan otro problema: como tienen que levantar el barro del fondo, esto hace que floten nutrientes que estaban enterrados, activando así un crecimiento descontrolado de algas.

Por otro lado, a esta especie se les considera “pez carpa”; es decir, que pueden ocasionar enfermedades nuevas para la población nativa.

Los peces dorados pueden recorrer largas distancias

En Australia se realizó un estudio hace algún tiempo, donde un grupo de investigadores hizo un seguimiento a 15 peces dorados durante todo un año. Con este trabajo pudieron determinar cómo es la forma de migrar de esta especie.

Los investigadores descubrieron que los peces dorados pueden migrar desde los canales, allí donde son dejados por sus dueños, hasta los ríos y luego al sistema de pantanos donde terminan colocando sus huevos.

Esto quiere decir que, tal especie es capaz de recorrer una distancia de más de doscientos treinta kilómetros en un año. Sin mencionar, que son capaces de reproducirse muy rápidamente.

También el agua de las peceras puede hacer daño

El agua de las peceras puede hacer más grave la situación. Los expertos advierten sobre las consecuencias de tirar el agua de las peceras a lagos y ríos. Ya que estas aguas por permanecer estancadas, pueden acumular parásitos y enfermedades que significan una amenaza a las especies locales.

¿Cuál es la recomendación de los expertos? Estos recomiendan dos formas de deshacerse de los peces dorados: Se pueden llevar a un acuario; o meterlos en el congelador y así darles una eutanasia más humana.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil