Icono del sitio Noticias.info

Un Paraguay arrollador, y un Uruguay heroico pasan a semifinales

Este martes 21 de septiembre, con dos encuentros muy atractivos, comenzaron los cuartos de final del Sub-16, que arrojaron como resultado la clasificación de Paraguay y Uruguay a semifinales, donde chocarán entre sí. 
Paraguay arrasó con Venezuela, al vencerlo por 7-1, en tanto que Uruguay eliminó a Brasil, el gran favorito, al superarlo 6-5 en definición por penales, tras haber igualado 0-0 en tiempo reglamentario. 

Los dos cotejos se sustanciaron en el estadio Juan Canuto Pettengil, de Itauguá, a 30 kilómetros de Asunción. 

PARAGUAY NO PERDONÓ A LA PEOR VERSIÓN DE VENEZUELA 

(EFE).- La Selección de Paraguay se dio un auténtico festín con la peor versión de Venezuela para alcanzar un demoledor 7-1 en partido que abrió los cuartos de final. Carlos Acuña, de Paraguay, anotó el segundo triplete del Sudamericano; en tanto que Germán Segovia (2), Luis Cáceres y Víctor Ayala, fueron los otros goleadores de la Albirroja. Roberto Rosales descontó para la Vinotinto. 

Paraguay fue ampliamente superior a lo largo de todo el partido y ya se fue al descanso con un 3-0, mientras los venezolanos se mostraron timoratos desde el principio, muy preocupados por la defensa y sumidos en un desconcierto generalizado que quedó reflejado en el duro correctivo que recibió. 

Los dos equipos salieron fríos, conscientes de la importancia del choque, pero Venezuela pronto dejó claro que no tenía ninguna intención de asumir el peso del partido y se colocó cerca de su área para aplicarse en la marca. 
Paraguay buscó entrar por las bandas, pero con poco criterio, y abusó del centro al área como recurso ofensivo hasta que a los 20 minutos Cáceres en acción personal confundió a la defensa rival con un amago que le permitió encontrar un hueco para tirar flojo pero muy colocado al fondo del arco. 

A partir del gol los paraguayos tomaron confianza y Venezuela se sumió en una espiral de errores que terminaron por condenarlo.

En un centro de Ortiz, tras desborde por izquierda que encontró a Acuña para cabecear a la red, Paraguay encontró el segundo tanto. Seis minutos después un derribo de Oliveros a Acuña fue castigado con un penal que Segovia transformó en el tercero. 

Venezuela bajó los brazos y, a pesar de que Antón tuvo la ocasión de descontar con un cabezazo que rozó la portería, el golpe anímico ya era demasiado fuerte. 
El descanso sirvió de preámbulo para una auténtica borrachera de goles que embriagó a los locales. Segovia (m.53), con un remate a placer desde el área pequeña tras pase de la muerte, y Acuña (m.55), al cabecear un centro desde la derecha, ponían un demoledor 5-0 en el marcador. 

Dos minutos después y como contagiado por la prolífica pesca de su rival, Venezuela combinó una buena jugada colectiva que acabó con la pelota en los pies de Rosales para que batiera en el mano a mano a Medina. 
Por si había alguna duda, Acuña aprovechó una pelota rechazada por Lupo a un tiro de Gamarra para colocar el 6-1 en el minuto 57. 

Desde ahí hasta el final el partido se convirtió en un corre calles y Paraguay amplió la ventaja por medio de Ayala (m.79), pero Venezuela se pudo haber llevado un goleada aún más abultada. 

URUGUAY SACA A BRASIL EN LOS PENALES 

(EFE).- La Selección de Uruguay apeó a Brasil del Sub-16 al derrotarlo 6-5 en una emotiva tanda de penaltis, después de que el partido de los cuartos de final del torneo concluyera con un empate 0-0. 

Brasil dominó la mayor parte del encuentro y buscó con ahínco el gol, pero el equipo charrúa, muy sólido en defensa, aguantó con un jugador menos buena parte de la segunda mitad y llevó la definición a los penales, donde el portero uruguayo Jonathan Irrazabal remató la faena. 

Apenas habían pasado cuatro minutos del partido cuando el uruguayo Figueroa se quedó con una pelota pasada dentro del área que no supo meter en el arco de Luis Carlos, pero los brasileños tomaron la iniciativa en el juego y empezaron a hacer circular el balón pelota ante la presión del rival en el centro del campo. 

Sin embargo, ni Itaquí, en una falta escorada lanzada con picardía y con mucha comba a la que respondió Irrazábal con una gran intervención, ni Anderson desde la frontal pudieron batir la meta del equipo celeste. 
Uruguay metió presión en la mitad de la cancha y supo reducir los riesgos ante su arco, mientras en ataque Scorza en la banda derecha le daba más de un quebradero de cabeza a la defensa canarinha. 

Fue Kerlon a los 36 minutos quien, tras deshacerse de la marca de un defensa rival, se encontró en un mano a mano con Irrazábal que el portero resolvió con solvencia. 

La pronta expulsión de Arizmendi por una patada a destiempo condicionó el juego en la segunda mitad de Uruguay, que optó por recular y ceder prácticamente todo el terreno a Brasil defendiendo con mucho orden en todo momento. 

Brasil adelantó líneas y Kerlon tomó la batuta en la acción de ataque, generalmente canalizada por banda izquierda, pero unas veces la resolución expeditiva de la defensa y otras el extraordinario hacer de Irrazábal impidieron a Brasil encontrar la forma de tirar la valla uruguaya. 
Pese al asedio brasileño, Uruguay aguantó el cero y el partido se fue a los lanzamientos desde el punto fatídico. 

En la definción por tiros desde el punto penal llegó la hazaña “charrúa”. En el último penal, Alejandro González marcó y el portero Irrazábal rubricó su actuación adivinando la dirección del tiro de Itaquí.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil