Técnicas de telemedicina y reproducción asistida en tiempos de pandemia: congelar esperma o hacerse una ecografía en casa

Hacerse una ecografía o congelar esperma desde la casa; son técnicas de telemedicina para ayudar a la reproducción asistida en tiempos de coronavirus que se vienen realizando con mucho éxito en España.

El covid aceleró el uso de la telemedicina por medio de equipos para la reproducción asistida

En tiempos de pandemia por covid-19, la medicina tuvo que adaptarse para evitar un mayor flujo de personas en lugares potencialmente peligrosos para la salud. Durante el tiempo en que el covid lo paralizó todo; al personal médico de Juana Crespo se les ocurrió una idea que dejaría que la paciente no tuviera que trasladarse a los hospitales.

Y de esa forma se evitaría la posibilidad de contagiarse del terrible virus al intentar buscar un centro de salud donde se pudiera realizar una ecografía; y continuar con los procesos de la reproducción asistida que había iniciado.

La idea de este equipo médico se tradujo en una sonda vaginal con la que las pacientes tienen la forma de realizarse una ecografía sin tener que salir de casa. La científica explicó que no es ella quien lleva el ecógrafo, pero si es ella quien ve las imágenes tomadas por el dispositivo.

Autoexploración por medio de la ecografía desde casa

De una manera fácil y sencilla, las pacientes se realizan una autoexploración y la clínica monitoriza las imágenes del ecógrafo. La doctora describe que, es en directo que ellos dirigen el proceso o lo pueden hacer también en diferido; tienen la imagen y van realizando las medidas foliculares.

Lo que les permite detener la imagen o la grabación en el instante que les sea conveniente para lograr la medición que ellos consideren en el lugar adecuado.

Un innovador sistema para el acceso a tratamientos de reproducción asistida

Se trata de un innovador sistema que permite la conciliación y el acceso a los tratamientos que amerita la reproducción asistida. Una idea de la que también ha servido de referencia en la clínica del doctor García-Fauras; quien es director científico del Instituto Marqués de reproducción asistida de la ciudad de Barcelona. Es el uso de un kit para autocongelar muestras de esperma.

El doctor García-Fauras explicó que, en el año 2020, hubo más de cincuenta solicitudes y fueron congeladas más de veinte muestras de semen que ya se usaron para hacer tratamientos. Además, el doctor aseguró que las solicitudes no han parado de crecer en los últimos meses, en vista de la seguridad y eficacia de la técnica.

También aseguró García-Fauras que “La calidad de la muestra de esperma congelada por el mismo paciente […] y sin que el paciente cuente con los conocimientos de medicina reproductiva ni de biología […] la calidad de muestra de esperma congelada y luego cuando fue descongelada era la misma exactamente”.

De acuerdo con la Sociedad Española de Fertilidad; justamente antes de la aparición de la pandemia, en el año 2019, se realizaron más de 180.000 tratamientos de fertilidad en el país. Unos números que, según los especialistas, pudieran aumentar gracias a la aplicación de técnicas de telemedicina como las que se mencionan aquí; las cuales reducen las limitaciones de tiempo y distancias.

Compartir noticia:
Salir de la versión móvil