Estados Unidos: ejecutan a una mujer por primera vez en 70 años

En los Estados Unidos, ejecutan a una mujer por primera vez en 70 años. Se llama Lisa Montgomery y en 2007 fue sentenciada por matar a una mujer embarazada y secuestrar a su bebé. La acusada, de 52 años, recibió la inyección letal en el Complejo Correccional en Terre Haute, Indiana, en los Estados Unidos.

La pena capital fue impuesta por unanimidad por un jurado federal y por la Corte del Distrito de Estados Unidos de Misuri.

Lisa Montgomery se convirtió en la primera mujer a nivel federal a quien se le aplica la pena capital, luego de más de seis décadas. La última ejecución había sido en el año 1953.

Un juez federal había ordenado suspender la ejecución a pedido de la defensa para que se pudiera realizar una audiencia de competencia. Pedían una suspensión de la ejecución alegando enfermedad mental grave. Según la defensa, la mujer tiene daño cerebral grave y fue abusada sexualmente en su infancia. Los abogados explican que la imputada no entiende el motivo de su condena, que es una de las condiciones indispensables para ser ejecutada. Su condición la habría podido hacer inelegible para la pena de muerte. Sin embargo, el Ministerio de Justicia apeló y el tribunal anuló el fallo.

Los familiares y defensores de Montgomery también habían hecho un pedido especial a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. Trump, reconocido partidario de la pena de muerte, ignoró la petición de clemencia por la acusada.

Estados Unidos: porqué es acusada Lisa Montgomery

Lisa Montgomery fue criada en un hogar abusivo donde supuestamente fue violada por su padrastro. Para escapar de esta situación, se casó muy joven pero también fue víctima de abusos. Tuvo 4 hijos antes de ligarse las trompas.

En diciembre de 2004, Lisa Montgomery fue a la casa de Bobbie Jo Stinnett, de 23 años y embarazada de 8 meses. Ante la imposibilidad de tener hijos, eligió a su víctima por internet, una criadora de perros. Con la excusa de comprar una mascota, fue a su domicilio y con una cuerda la estranguló. Luego le cortó la panza con un cuchillo y secuestró a la bebé que tenía en su vientre. La bebé sobrevivió y ella intentó hacerla pasar por su propia hija. Montgomery fue encontrada y atrapada. La beba fue devuelta a su padre, quien no se encontraba en su casa en el momento de los hechos.